Un eurodiputado pide al alcalde de Medellín renunciar a contratar a médicos cubanos

El eurodiputado Javier Nart es una de las pocas voces que se han alzado en Europa contra las brigadas médicas de la Isla

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, ha expresado su deseo de contratar a médicos cubanos justo cuando cuando las relaciones entre los dos países están al borde de la ruptura. (Semana)
El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, ha expresado su deseo de contratar a médicos cubanos justo cuando las relaciones entre los dos países están al borde de la ruptura. (Semana)

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, no podía expresar su deseo de contratar a médicos cubanos en un peor momento, precisamente cuando las relaciones entre los dos países están al borde de la ruptura por la injerencia de La Habana en los asuntos de Colombia, según un informe de carácter oficial publicado en Bogotá. Esa petición de ayuda médica, motivada por un segundo pico de la pandemia de covid-19 en Colombia, está alimentado una nueva polémica, que esta vez ha cruzado el Atlántico.

El diputado español en el Parlamento Europeo Javier Nart hizo pública este martes una carta que dirigió el pasado 14 de enero a Quintero y que no ha recibido respuesta aún, en la que le expresa "preocupación" ante la posibilidad de que la ciudad colombiana acabe importando especialistas de la Isla.

Nart se fundamenta en el informe de la ONU del 6 de noviembre de 2019, que condena a Cuba por esclavitud, trata de personas y trabajo forzado y que le adjunta a Quintero en la misiva, para recordarle que "estas llamadas misiones de internacionalización de médicos cubanos constituirían un delito de lesa humanidad y una forma contemporánea de esclavitud". 

Entre sus argumentos, también incluye que se les confisca más del 75% de los ingresos, "lo que no les permite vivir dignamente"; que se les hace trabajar más de "64 horas semanales" (160% del máximo autorizado por la Organización Internacional del Trabajo), y que tienen restringida y vigilada la libertad de movimiento y el "derecho a la privacidad o las comunicaciones con personas nacionales o extranjeras". 

Además, recuerda que el Código Penal cubano fija penas de hasta ocho años de prisión para los sanitarios que decidan abandonar la misión o no volver a la Isla. La Resolución 168 del Ministerio de Comercio Exterior cubano, que Nart califica de "infame", "completa el marco represivo".

El eurodiputado ha sido una de las pocas voces que se han alzado en Europa contra las brigadas médicas cubanas, y es un invitado frecuente de las organizaciones que han revelado en qué consisten en realidad las misiones internacionales. Tal es el caso de Cuban Prisoners Defenders, que las ha calificado como el "gran negocio capitalista esclavista" del régimen.

Nart recuerda que el Código Penal cubano fija penas de hasta ocho años de prisión para los sanitarios que decidan abandonar la misión o no volver a la Isla

"No dejo de pensar que, como alternativa, podría el Gobierno nacional empezar a contactar a otros gobiernos para ver cuáles le prestan a Colombia personal, aunque no es fácil para esta época del año porque lo que está viviendo Colombia lo está viviendo el mundo entero", había declarado el alcalde de Medellín hace unas semanas, ante el aumento de casos de covid en su ciudad.

"En su momento pedí que me autorizaran la llegada de médicos extranjeros y eso no fue posible. Hemos estado doblándonos y buscando alternativas, pero a pesar de esto hemos conseguido personal para 900 de las 1.000 camas proyectadas. En caso de que se necesiten más camas podríamos tener más ventiladores, pero el problema es que no tendríamos más personal", justificaba su petición.

Ese "momento" fue el pasado julio, cuando Quintero reveló que había pedido a Cuba una brigada de 600 médicos para prepararse ante una posible falta de profesionales de la salud en las unidades de cuidados intensivos (UCI) en Medellín.

En esos días, el presidente colombiano, Iván Duque, rechazó la llegada de los sanitarios cubanos, diciendo que el país estaba preparado para asumir la pandemia con su propio personal médico y que traer personal médico extranjero tenía unos protocolos que solo debían activarse en caso de "extrema necesidad".

"Un requerimiento de esta naturaleza deberá ser articulado y formalizado utilizando los canales diplomáticos, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, y en el marco de los convenios de cooperación existentes", explicó entonces la canciller de Colombia, Claudia Blum.

El expresidente Álvaro Uribe fue aún más tajante: "No a los médicos cubanos", escribió en su cuenta de Twitter. "Cuba explota a los médicos como una ‘trata de blancas’; ¡así empezó la toma de Venezuela!".

Este lunes, Duque, aseguró, sin citar específicamente a Cuba, que expulsará, "conforme a la Convención de Viena", a quienes "pretendan, en el ejercicio de la función diplomática, venir a nuestro país a tratar de interferir en el sano desarrollo del curso institucional colombiano".

Era su reacción a la publicación de un reportaje este fin de semana en la revista Semana que incluía un informe preparado por funcionarios colombianos alertando de un plan del Gobierno cubano para interferir en las elecciones de 2022 y "desestabilizar al país".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8