Con unos 248 millones de contagiados en diciembre, China es el único país en alerta por covid

El riesgo de la pandemia, con la notable excepción del gigante asiático, se apagó en 2022 tras casi tres años de iniciada a finales de 2020

Según datos oficiales del Gobierno chino, más del 90% de su población ha sido vacunada. (EFE)
Según datos oficiales del Gobierno chino, más del 90% de su población ha sido vacunada. (EFE)

(Europa Press/EFE).- Unos 248 millones de personas en China, el 18 por ciento de la población, han dado positivo por coronavirus en las tres primeras semanas de diciembre, coincidiendo con la relajación de algunas de las restricciones.

Según las actas de una reunión de este miércoles de la Comisión Nacional de Salud de China, que circularon por redes sociales, sólo el martes había 37 millones de personas probablemente contagiadas. El diario británico The Financial Times y la agencia Bloomberg confirmaron dicha información a través de fuentes presentes en aquel encuentro.

Si bien las estadísticas oficiales sólo hablan de 62.000 infecciones en todo el país en las tres semanas de diciembre, de acuerdo con el diario británico, las estimaciones elaboradas por el subdirector del Centro Chino de Control y Prevención de Enfermedades, Sun Yang, muestran como los contagios van en aumento.

Más de la mitad de los 81 millones de habitantes de la provincia de Sichuan (suroeste) y la misma proporción de los 21 millones de habitantes de Pekín han contraído la enfermedad, explica Sun.

Estas estimaciones tienen lugar cuando se cumplen casi tres años de encierros, cuarentenas y pruebas masivas en China, cuyo Gobierno que se ha mostrado en ocasiones inflexible en sus políticas de prevención.

Recientemente ha suavizado algunas de sus medidas bajo el argumento de que los casos de la nueva variante ómicron son menos graves. Sin embargo, también estaría motivada esta cierta laxitud por el descontento mostrado por la población hacia estas restricciones.

La pandemia de covid-19 dejó de ser la principal preocupación de la humanidad en 2022, desplazada por la guerra en Ucrania y la crisis económica asociada a ella

La pandemia de covid-19 dejó de ser la principal preocupación de la humanidad en 2022, desplazada por la guerra en Ucrania y la crisis económica asociada a ella, pero los contagios fueron incluso más que en los dos años anteriores, y llegaron a sacudir socialmente a China, el país donde se originó.

La variante ómicron, descubierta a finales de 2021 y que se expandió rápidamente durante los primeros meses de este año al ser más contagiosa que las anteriores, cambió el signo de la pandemia: ésta golpeó a más gente que nunca, pero de forma menos grave.

"La intensidad del contagio de ómicron que vimos este año fue impresionante, en la Organización Mundial de la Salud (OMS) tuvimos que rediseñar las curvas de contagio ante el fuerte aumento de casos", recordó en comentarios a EFE la jefa de la unidad técnica anticovid del organismo, Maria Van Kerkhove.

Se llegaron a batir récords de hasta 23 millones de casos globales a la semana en enero, cifras que cuadruplicaban los máximos de 2020 y 2021, y en lo que va de año ha habido 330 millones de contagios confirmados, más de la mitad de los de toda la pandemia, y eso sin contar los muchos que ya no se reportan por ser leves.

Pronto se comprobó que la explosión de casos no iba asociada a un pico igual de muertes, ni a hospitales saturados, por lo que a nivel social y político la alerta se redujo, justo en el momento en el que la invasión rusa de Ucrania redirigió las portadas de la prensa hacia otros temas.

Incluso en el sector sanitario causó más alarma a mediados de este año un brote de viruela del mono (rebautizada por la OMS como "mpox"), pese a que sus cifras (80.000 casos globales y medio centenar de muertes) no pueden bajo ningún punto de vista compararse con las del covid.

La mayoría de los países levantaron en 2022 las medidas de prevención en sus fronteras, las mascarillas dejaron de usarse masivamente y volvieron sin casi limitaciones la generalidad de los grandes eventos, como el Mundial de Catar.

"El virus no se ha ido, sigue evolucionando ante nuestros ojos, y hay que seguir vigilándolo, más cuando hay gente que sigue muriendo por esta causa", subrayó Van Kerkhove

La gran excepción ha sido China, que después de haber esquivado la pandemia en 2020 y 2021 pese a que los primeros casos en el mundo se declararan en su ciudad central de Wuhan, en 2022 se vio golpeada por la ola ómicron, con hasta 500.000 casos semanales en el país en sus peores momentos.

China reaccionó a ello con su polémica política de "covid cero", consistente en seguir aislando a los positivos, confinar barrios enteros y constantes pruebas PCR a la gente, lo que llegó a paralizar durante meses grandes urbes como Xian o Shanghai.

Agotados por las draconianas medidas, ciudadanos de varias urbes chinas han salido en las últimas semanas a la calle para exigir el fin de esas medidas, un inusual movimiento de protesta que ha obligado a Pekín a relajar en algo las medidas preventivas.

Aunque la pandemia se ve como algo del pasado en casi todo el mundo, la OMS ha insistido durante todo 2022 en que no hay que bajar la guardia, ya que mientras el coronavirus circule puede seguir mutando a variantes más peligrosas. Ómicron evoluciona con gran rapidez y ya se han detectado medio centenar de subvariantes.

"El virus no se ha ido, sigue evolucionando ante nuestros ojos, y hay que seguir vigilándolo, más cuando hay gente que sigue muriendo por esta causa", subrayó Van Kerkhove, quien también alertó sobre los millones de casos no reportados actualmente por el descenso de los tests: "La cifra real podría ser cinco veces mayor de la oficial".

La OMS sigue sin levantar la emergencia internacional declarada por la covid en enero de 2020 y este año ha recomendado una segunda vacuna de refuerzo para los grupos de riesgo (ancianos, trabajadores sanitarios o enfermos crónicos).

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11