Los republicanos dicen estar muy preocupados por "inmerecidas concesiones" a Cuba

Carlos Curbelo con los invitados cubanos al discurso del Estado de la Unión. (@RepCurbelo/Twitter)
Carlos Curbelo con los invitados cubanos al discurso del Estado de la Unión. (@RepCurbelo/Twitter)

(EFE).- El legislador Carlos Curbelo, encargado de la respuesta republicana en español al discurso sobre el Estado de la Unión del presidente de EE UU, Barack Obama, aseguró que su partido "está muy preocupado por las inmerecidas concesiones" del Gobierno a las "crueles dictaduras" de Cuba e Irán.

"Nos inquietan las inmerecidas concesiones de la Administración del presidente para los regímenes de Irán y Cuba. Ambos países son regidos por crueles dictaduras que por décadas han intentado perjudicar a nuestro país y a nuestros aliados", aseveró Curbelo.

En su discurso anual ante el pleno de las dos cámaras del legislativo, ahora dominadas por los republicanos, Obama dijo que "este año, el Congreso debería empezar el trabajo de acabar con el embargo" a Cuba, país con el que e n diciembre anunció que se dispone a normalizar las relaciones porque "cuando lo que estás haciendo no funciona durante cincuenta años, es hora de intentar algo nuevo".

La alocución de Curbelo es la cuarta que ofrecen los republicanos en español, pero esta vez, a diferencia de todas las anteriores, el contenido de los discursos en este idioma y en inglés ha variado levemente.

La intervención en inglés, que corrió a cargo de la senadora por Iowa Joni Ernst, no hizo ninguna referencia a las políticas de aperturismo hacia La Habana, al igual que tampoco tocó en ningún momento los esfuerzos por lograr un consenso entre la Casa Blanca y el Legislativo para aprobar una reforma migratoria integral.

"También trabajemos por los canales apropiados para crear soluciones permanentes para nuestro sistema migratorio, para asegurar nuestras fronteras, modernizar la inmigración legal y fortalecer nuestra economía. En el pasado, el presidente ha expresado apoyo por ideas como estas, ahora le pedimos que coopere con nosotros para aprobarlas", dijo Curbelo en su turno.

La diferencia en los contenidos responde a la división interna del partido en materia migratoria, donde el propio Curbelo emerge como uno de los republicanos que respaldan una reforma migratoria integral, mientras que Ernst tiene una de las posturas más radicales en contra.

Ambos coincidieron en dar una respuesta sobre todo centrada en la economía, pilar del propio discurso de Obama, a quien niegan que el país se haya recuperado de manera completa tras la crisis de 2008.

"Escuchamos el mensaje que enviasteis en noviembre. Alto y claro. Y ahora vamos a trabajar para cambiar la dirección que Washington ha estado tomando"

Asimismo, los republicanos dijeron haber oído a los estadounidenses a través de su voto, en referencia a la victoria republicana de las elecciones legislativas del pasado noviembre, en las que recuperaron el control del Senado, y por ende, el de la totalidad del Congreso.

"Escuchamos el mensaje que enviasteis en noviembre. Alto y claro. Y ahora vamos a trabajar para cambiar la dirección que Washington ha estado tomando para nuestro país", dijo Ernst.

"Los estadounidenses han sufrido, pero cuando exigimos soluciones, con demasiada frecuencia Washington ha respondido con la misma mentalidad rancia que condujo a políticas fracasadas como el Obamacare. Es una manera de pensar que ha producido puntos de discusión política, no soluciones serias", agregó en referencia a la reforma sanitaria del presidente.

Los conservadores no podían obviar un llamamiento a la construcción del oleoducto Keystone XL, uno de sus principales objetivos de este año y que Obama rechaza al no haberse finalizado los estudios de impacto ambiental sobre el mismo.

¿El presidente firmará una ley o bloqueará la creación de buenos empleos para los estadounidenses?, se preguntó la senadora.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3