En su afán por salvar al régimen cubano, López Obrador da un espaldarazo a Díaz-Canel

En la comitiva cubana destacó la presencia de López-Calleja, que fue presentado como "asesor principal del presidente"

El mandatario cubano Miguel Díaz-Canel, durante su discurso en el desfile militar por la Independencia, en el Zócalo de la Ciudad de México. (Presidencia de la República)
El mandatario cubano Miguel Díaz-Canel, durante su discurso en el desfile militar por la Independencia, en el Zócalo de la Ciudad de México. (Presidencia de la República)

Con un discurso durante el desfile militar que conmemora cada año la Independencia de México y un lugar en el estrado, quedó claro este jueves el papel protagónico que el presidente Andrés Manuel López Obrador reservó a su homólogo cubano, Miguel Díaz-Canel.

A pesar de las palabras del mandatario mexicano estos días atrás, el cubano no era un invitado más: es la primera vez que un extranjero participa en esta efeméride desde un lugar tan privilegiado, dedicando un discurso en el estrado presidencial ante las principales figuras del Gobierno.

La importancia de la visita no sólo la hizo notar López Obrador, pues desde la salida de la comitiva del aeropuerto en La Habana quedó en claro que no era un viaje de rutina. Al pie de la escalerilla lo despidieron en plena madrugada de este jueves el propio Raúl Castro, el vicepresidente Salvador Valdés Mesa, junto a los ministros de las Fuerzas Armadas y del Interior, entre otras figuras de la cúpula cubana.

En su intervención, Díaz-Canel apeló a la retórica victimista habitual. "Sufrimos los embates de una guerra multidimensional con un bloqueo criminal recrudecido oportunistamente con más de 240 medidas en medio de la pandemia de la covid-19, que tan dramáticos costos tiene para todo", se quejó el mandatario designado, al tiempo que denunció que su Gobierno es víctima de "una agresiva campaña de odio, desinformación, manipulación y mentiras montadas sobre las más diversas e influyentes plataformas digitales que desconocen todos los límites éticos".

El presidente mexicano, también en un gesto inédito, se dirigió al exilio de la Isla: "En la búsqueda de la reconciliación también debe ayudar la comunidad cubano estadounidense, haciendo a un lado los intereses electorales o partidistas"

El mensaje de López Obrador no le fue a la zaga en el señalamiento al vecino del Norte de los males que aquejan a la Isla. "Dicho con toda franqueza, se ve mal que el Gobierno de Estados Unidos utilice el bloqueo para impedir el bienestar del pueblo de Cuba con el propósito de que éste, obligado por la necesidad, tenga que enfrentar a su propio Gobierno", opinó, y pidió: "Ojalá el presidente Biden, quien posee mucha sensibilidad política, actúe con esa grandeza y ponga fin, para siempre, a la política de agravios hacia Cuba".

El presidente mexicano, también en un gesto inédito, se dirigió al exilio de la Isla, mayoritariamente en Florida. "En la búsqueda de la reconciliación también debe ayudar la comunidad cubano estadounidense, haciendo a un lado los intereses electorales o partidistas", declaró. "Hay que dejar atrás resentimientos, entender las nuevas circunstancias y buscar la reconciliación. Es tiempo de la hermandad y no de la confrontación. Como lo señalaba José Martí, el choque puede evitarse, con el exquisito tacto político que viene de la majestad del desinterés y de la soberanía del amor". Y exclamó, hermanando en la misma frase a ambos países: "que viva la independencia de México, que viva la independencia de Cuba".

"Podemos estar de acuerdo o no con la Revolución Cubana y con su gobierno, pero el haber resistido 62 años sin sometimiento es una indiscutible hazaña histórica", subrayó López Obrador en un mensaje que varios analistas han catalogado ya como dirigido a Washington y en busca de otro deshielo diplomático.

Con gritos de "libertad", "libertad para los presos políticos en Cuba" y "viva Cuba libre", una veintena de cubanos mostraron su indignación por la presencia de Miguel Díaz-Canel en México. (14ymedio)
Con gritos de "libertad", "libertad para los presos políticos en Cuba" y "viva Cuba libre", una veintena de cubanos mostraron su indignación por la presencia de Miguel Díaz-Canel en México. (14ymedio)

A ello respondió el historiador cubano afincado en México Rafael Rojas: "Esa máxima, lamentablemente, no se ha cumplido ni se cumple en Cuba desde hace sesenta años", expresó en un tuit. "Quien no está de acuerdo es excluido de múltiples maneras, desde la cárcel hasta el exilio".

En la comitiva cubana destacó la presencia de Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, exyerno de Raúl Castro y presidente ejecutivo del conglomerado militar Gaesa, que se encuentra dentro de la lista de sancionados por la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos, y al que presentaron en el acto como "asesor principal del presidente de la República de Cuba".

Mientras tanto, a pocos metros del Zócalo, donde tenía lugar la ceremonia, una veintena de cubanos se congregaron en la céntrica esquina de 5 de Mayo y Palma para rechazar la presencia de Díaz-Canel.

Con gritos de "libertad", "libertad para los presos políticos en Cuba", "abajo Díaz-Canel" y "viva Cuba libre", mostraron su indignación por la invitación de López Obrador a su homólogo cubano para participar en las celebraciones por la independencia mexicana.

Ese mismo grupo, en su mayoría jóvenes cubanos, aseguró que este viernes volverá a manifestarse frente a la Embajada de Cuba.

Anamely Ramos, megáfono en mano, compartió con los presentes su razones para estar indignada con esta visita y dio un panorama de la situación actual que vive la Isla en medio de la crisis y el desabastecimiento

La curadora cubana y miembro del Movimiento San Isidro Anamely Ramos, megáfono en mano, compartió con los presentes su razones para estar indignada con esta visita y dio un panorama de la situación actual que vive la Isla en medio de la crisis y el desabastecimiento de los mercados para comprar comida y otros productos básicos.

También habló de la represión que desató el Gobierno, tras la orden de Díaz-Canel, contra las protestas del pasado 11 de julio en la Isla. "Los testimonios de las personas que han logrado salir de la cárcel son terribles", dijo a los presentes. "Cuba no es ese paraíso tropical donde la gente vive feliz y hay justicia social, Cuba es una dictadura, un régimen totalitario que no permite ningún tipo de libertad individual que no permite la participación política ciudadana".

Para la joven "es inadmisible" que el presidente de México haya invitado a la celebración de la independencia a Miguel Díaz-Canel, al que definió como "un dictador". Según pudo comprobar este diario, entre los manifestantes había un cubano que provocaba a los participantes diciendo consignas a favor del Gobierno de la Isla y grabando con su celular.

En el suelo, en unos carteles, los manifestantes escribieron uno a uno los nombres de los detenidos el 11J y en las bocinas sonaban los temas de los últimos meses que han apoyado un cambio en la Isla, como Patria y Vida, de Yotuel Romero, Gente de Zona, Descemer Bueno, Osorbo y El Funky, o Que se vayan, el más reciente tema de Willy Chirino.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 39