Animalistas y funcionarios dan un primer paso hacia una mejor colaboración

Los activistas salen satisfechos de un encuentro con las autoridades a pesar de vulneraciones a su privacidad

Los activistas acordaron este martes una nueva reunión con las autoridades para el viernes con la que pretenden seguir avanzando hacia una ley contra el maltrato animal.
Los activistas acordaron este martes una nueva reunión con las autoridades para el viernes con la que pretenden seguir avanzando hacia una ley contra el maltrato animal. (B.B.)

Moderadamente satisfechos salieron una docena de animalistas que se reunieron este martes con las autoridades sanitarias para reivindicar una Ley de Protección Animal en Cuba. El encuentro, que se desarrolló en el Centro de Higiene y Epidemiología de La Habana, se acordó tras la protesta que realizaron el pasado lunes frente a la sede de Zoonosis.

En lo que respecta a los derechos de los animales, los participantes consideran que el balance es positivo y se logró "un consenso de la necesidad de trabajo conjunto por el bien de la salud humana, los animales y la sociedad cubana", según contó Valia Rodríguez. Sin embargo, los activistas lamentaron que se violase la privacidad de sus celulares y la presencia de algunas personas en la reunión que, sospechan, podrían pertenecer a la Seguridad del Estado.

"Lo triste, pero esperable, fue darnos cuenta de que los móviles entregados de buena fe, fueron revisados y violados por otros 'amigos' de la contrainteligencia. No era extraño, ya que no se cansan de visitar a los protectores buscando no sé qué -o sí sé pero me entristece- como hicieron anoche con muchos de nosotros. Visitas respetuosas pero que no dejan de sentirse como acoso", denunció Rodríguez.

"Lo triste, pero esperable, fue darnos cuenta de que los móviles entregados de buena fe, fueron revisados y violados por otros 'amigos' de la contrainteligencia"

Beatriz Batista dejó su teléfono móvil grabando y en el audio "se escucha claramente" el momento en que se los llevan todos para otra oficina y "van separando los celulares de los oficiales, los doctores y los animalistas". Agregó que en algunos teléfonos eliminaron imágenes y que también se escucha a un oficial decir a otro: "métele", entre otras frases que evidencian que hubo violación a la privacidad.

A la reunión asistieron funcionarios del Ministerio de Salud Pública y tres personas que, aunque dijeron ser doctores, mostraron una actitud extraña.

Uno de ellos se presentó como Carlos Ortiz, encargado de la comunicación del ministerio, aunque no dijo ni una palabra. Otro se identificó como Michel Torres, presuntamente promotor de Salud, que tampoco habló en la reunión. El último dijo ser Enrique Gil, doctor en Medicina, pero los animalistas recordaron que el día anterior, ante la sede de Zoonosis, se presentó como Ricardo Bofill, funcionario del ministerio y graduado en Psicología. Cuando los animalistas le pidieron explicaciones decidió marcharse de la reunión sin decir nada.

El resto de intervinientes por parte del Estado eran Jusayma González, de la Dirección Nacional de Zoonosis y Enfermedades Transmisibles y dos doctores de la Dirección Provincial Habana.

Por parte de los animalistas estaban Beatriz Batista, Gabriel Guerra Bianchini, Odalis Jaramillo Arabí, Sergio Boris Concepción Silva, Sahily Maria Naranjo, Claudia Díaz Romeu, Valia Rodríguez, Yoanne Lisbet Valdés Caballero, Gilda Arencibia, Aylín Sardiña Fernández y alguien identificado como Filosiraptor Politólogo.

"Entramos escépticos, dada la historia de falta de voluntad política para resolver problemas señalados en múltiples ocasiones. Salimos más confiados en que este sí podría ser un comienzo"

Pese al descontento con lo concerniente a la 'seguridad', los activistas afirmaron que no dejarán que ese "acto bajo y de desconfianza de la Seguridad cubana", empañe el avance que hubo con el ministerio.

"Entramos escépticos, dada la historia de falta de voluntad política para resolver problemas señalados en múltiples ocasiones. Salimos más confiados en que este sí podría ser un comienzo y un gran paso para hacer las cosas mejor, de una forma más humana y ética. Se habló de recogida de perros que no representan peligro, del programa de rabia y cómo contribuir mejor a él -sin matar animales sanos- de la actitud de los trabajadores del carro de Control Sanitario - mal llamado Zoonosis- de la inhumanidad del sacrificio con estricnina, de las esterilizaciones como método correcto de disminuir poblaciones callejeras y con ello el riesgo de transmitir enfermedades, entre otros", escribió la protectora.

El fotógrafo Gabriel Guerra Bianchini califica la reunión entre protectores y autoridades de "histórica". Para él fue positivo que "con toda la presión que se ha vivido estos días por los derechos y cuidados de los animales de la ciudad" se haya dado "un encuentro" en el que "se pusieron sobre la mesa todos los dolores, debates, ideas y soluciones". A su juicio, salieron "con la sensación de que finalmente, se marca un punto de partida para comenzar a construir conciencia y sensibilidad, hacia esos seres que no tienen voz, pero si mucho amor".

Según Batista, Jusayma González insistió en que el Ministerio de Agricultura "trabaja" en una Ley de Bienestar Animal y, ante la denuncia de los activistas sobre el uso de estricnina para matar a los animales callejeros -frente al Tiopental, un producto mucho menos doloroso y cruel- argumentó que se seguirá empleando mientras se busca el anestésico, ya que no disponen de técnicos veterinarios para suministrar por vía intravenosa el Tiopental.

Los funcionarios de Salud también negaron que la recogida de perros denunciada estos días se deba al aniversario de La Habana o a la visita de los Reyes de España

Los funcionarios de Salud también negaron que la recogida de perros denunciada estos días se deba al aniversario de La Habana o a la visita de los Reyes de España, aunque admitieron haberlo hecho en ocasiones anteriores, como durante el viaje oficial del expresidente de Estados Unidos Barack Obama.

Los participantes acordaron para el próximo viernes 15 una reunión con el Ministerio de Agricultura y Sanidad Animal porque "ellos son actores importantes en la búsqueda de soluciones", precisó Valia Rodríguez. La idea es acordar un plan de trabajo "a corto plazo" para abordar temas como la recogida de perros, el sacrificio, el programa de rabia y un programa de educación y concientización en tenencia responsable y contra el maltrato.

"Solicitamos la presencia del Ministerio de Justicia, de Educación Superior y de la Seguridad del Estado, para mitigar la imagen de peligro y sus continuas visitas", pidió Batista. Los 12 protectores presentes dejaron claro que su idea es no permitir más matanzas y exigieron que hay que trabajar "a pasos agigantados" para lograr un mecanismo legal que proteja a los animales.

La protesta del pasado lunes que unos 20 protectores realizaron frente a la sede de zoonosis terminó con la adopción de doce perros y el compromiso de que no se sacrificará más ninguno hasta que no se logre un acuerdo entre los protectores y las autoridades de salud.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4