SNet y los Joven Club, ¿de verdad "nos beneficiamos todos"?

Queda demostrado que bajo una dictadura es imposible cualquier emprendimiento comunitario

SNet ha convertido a sus usuarios en el grupo mejor organizado y conectado al margen del oficialismo. (Karla Gómez)
SNet ha convertido a sus usuarios en el grupo mejor organizado y conectado al margen del oficialismo. (Karla Gómez)

Continuando con la saga de SNet, salió el 15 de agosto en Cubadebate un artículo titulado Joven Club y redes privadas se interconectan en Cuba: "Nos beneficiamos todos" que informa del "acuerdo" logrado entre ambas partes para mantener con vida a SNet, prometiendo extender su alcance a nivel nacional utilizando la infraestructura de los Joven Club de Computación (JC). Hasta aquí la noticia, en tono triunfalista como no podía ser de otro modo, ahí la dejo para los que tengan estómago y tiempo para digerirla; pero, ¿qué hay realmente detrás de todo esto?

Hagamos un poco de historia

Contrario a lo que muchos creen, pues no se ha aclarado en medio de la baraúnda de noticias de los últimos días, SNet o Red de la Calle de la ciudad de La Habana, como algunos la llaman, aunque en sus inicios fue una sola red, desde 2017 no lo es en modo alguno, si no que en realidad se trata de dos redes separadas y antagónicas. Esta separación se produjo por diversos motivos que no es importante mencionar ahora y que aquellos interesados pueden encontrar fácilmente en artículos aparecidos en su momento en diversos medios, como El Toque (que reproduce un artículo originalmente publicado en Somos Jóvenes), siendo éste último, en mi opinión, el más completo y fiel a la realidad, y que recomiendo a aquellos interesados en ahondar en el tema.

Aclarado lo anterior, es bueno conocer cómo está conformada SNet, en sus dos ramas, en la actualidad.

Por una parte, tenemos los pilares Republic of Gamers (RoG), Imperium, WiFiNet y Habana del Este y, por el otro, GNTK, Playa, Comunidad Sur, Cerro Cerrado y Habana.Net. Esa es la conformación de la red en la actualidad y es importante saberlo para entender lo que está pasando.

Cómo está configurada SNet

A grandes rasgos, y explicado de manera sencilla, la estructura es la siguiente: en las cuadras o manzanas, los usuarios se conectan utilizando switches y routers con cables de red que se enlazan con otras áreas a las que no pueden llegar con cables, mediante dispositivos inalámbricos a nodos que recogen y enrutan ese tráfico de varias “manzanas”, de manera inalámbrica también, hacia los pilares (que se corresponden con los nombres arriba mencionados), enlazándose estos entre sí, también de forma inalámbrica y de manera redundante. Como se puede apreciar, las limitaciones de potencia establecidas por la Resolución 99, hacen imposible el funcionamiento de los nodos y pilares, con lo que SNet queda de facto disuelta, separada en cientos de pequeñas redes sin servicios ni organización alguna.

A los interesados en una explicación detallada sobre este tema, les recomiendo el estudio realizado por Eduardo E. P. Pujol, Eric Wustrow, Will Scott y J. Alex Halderman que resulta imprescindible para una comprensión completa del fenómeno SNet en todas sus aristas.

La táctica del palo y la zanahoria

Nada más publicarse las Resoluciones 98 y 99, todos los miembros de SNet comprendieron que, de hacerse estas efectivas, significaba su fin, con lo que comenzaron a hacer gestiones de inmediato con el Ministerio de Comunicaciones, inicialmente encaminadas a conseguir una modificación de la legislación o la concesión de una dispensa a SNet, lo que fue rechazado de inmediato por las autoridades. Ante esta negativa los administradores de una parte de SNet elaboraron varias propuestas que presentaron al mismo Ministerio para, de manera conjunta con los JC e incluso con Etecsa, llegar a un acuerdo de trabajo que permitiera mantener su funcionamiento conservando la independencia, tanto respecto al Gobierno como a los JC.

Nada más publicarse las Resoluciones 98 y 99, todos los miembros de SNet comprendieron que, de hacerse estas efectivas, significaba su fin, con lo que comenzaron a hacer gestiones de inmediato con el Ministerio de Comunicaciones

La respuesta del Ministerio durante 3 meses de “negociaciones” fue el silencio, hasta que el fin de semana pasado, presentaron su ultimátum, lo que desembocó en la protesta del pasado sábado, con el consiguiente y esperado acoso a los “cabecillas” de la rebelión donde no han faltado amenazas ni intimidaciones. Hasta ahí el palo.

La zanahoria envenenada

Hoy nos despertamos con el anuncio de que se ha llegado a un acuerdo donde "nos beneficiamos todos", y que ya “se realizan las pruebas de conexión y la incorporación de la infraestructura para sumar las redes de personas naturales a la red de Joven Club”.

Esta solución de última hora y su consiguiente implementación ha comenzado por el Cerro. ¿Se acuerdan de esa parte de la red: Cerro Cerrado, GNTK, Habana.Net, Comunidad Sur y Playa?; pues sí, comenzó por ahí. Cubadebate nos da la versión de uno de sus administradores, convertido en salvador en la que no faltan todo tipo de exageraciones y promesas, no ya para los usuarios de SNet, si no para todos los gamers del país; que por prometer no quede la cosa...

¿Pero en qué ha consistido en realidad ese "acuerdo" con los JC? A grandes rasgos y con pocas palabras: entregar SNet a los JC dicho literalmente: dejan de existir como tal los pilares y nodos, los usuarios se conectarán directamente con los JC, pero (y ahí está el detalle) usando sus propios equipos, o sea, los dispositivos inalámbricos ubicados en los nodos y pilares serán instalados en los JC, que no han puesto ni un peso para eso, dicho sea de paso; pero hay más, los servicios y aplicaciones de SNet estarán hospedados en el flamante Centro de Datos de Etecsa ubicado en Fontanar. Todo esto a cambio de que los JC hagan uso de los enlaces de fibra hasta ahora sub-utilizados para mantener activa la red, pero por si fuera poco, hasta el momento no hay un acuerdo escrito que recoja los derechos y obligaciones de las partes, tanto en lo referido a la propiedad material de los equipos en cuestión como a la propiedad intelectual de las aplicaciones y servicios desarrollados, vamos la clásica pelea de león a mono, pero con el mono amarrado.

¿Pero en qué ha consistido en realidad ese “acuerdo” con los JC? A grandes rasgos y con pocas palabras: entregar SNet a los JC dicho literalmente

A pesar del entusiasmo y triunfalismo que destila el artículo de Cubadebate, los usuarios están que trinan, pues hasta ahora han estado pagando una mensualidad que supuestamente era para financiar el equipamiento que mantenía viva la red, así que con toda razón se sienten dueños de lo que se ha entregado a sus espaldas.

Pero no nos quejemos, que no todas son malas noticias. En un arrebato de eficiencia ante una solución alcanzada a última hora, ya hoy se están instalando enlaces de fibra hasta los pilares GNTK y Habana.Net ubicados en uno de los edificios de Genética y en la Logia Masónica de La Habana, respectivamente, para no tener que mover los equipos instalados hasta los JC e integrar así el tráfico directamente a la red de Etecsa. Si fuera un tipo mal pensado, diría que esto estaba previsto incluso antes de publicar la nueva legislación, ¿no les parece?...

Por otra parte, y ateniéndonos a la foto que muestra el citado artículo de Cubadebate, el enlace entre el pilar del Cerro Cerrado y los JC se mantendrá con los mismos equipos inalámbricos cuya potencia debía ser limitada, pero que ahora, por obra y gracia de este acuerdo ya no resultan “dañinos para la salud”, como advertía el Ministerio de Comunicaciones.

Conozcamos a los protagonistas

¿Quién es este personaje que se erige hoy en salvador y vocero de SNet? Pues se trata de uno de los dos administradores del pilar Cerro Cerrado, que bajo el nick Doom, conjuntamente con el otro administrador, conocido por Juan Taxi, han dispuesto libremente hasta hoy de los ingresos generados por más de 3.000 usuarios que ellos “gestionan”, lo que ha ocasionado múltiples discusiones y problemas, dada la proclividad de ambos sujetos a castigar a cualquiera que proteste o se queje de sus decisiones o gestión, ya sea baneando o simplemente desconectando el servicio.

¿Quién es este personaje que se erige hoy en salvador y vocero de SNet? Pues se trata de uno de los dos administradores del pilar Cerro Cerrado

Como dato adicional, el mencionado Doom, según sus propias palabras, vertidas en varias discusiones, presume de ser miembro del Departamento Técnico de Investigaciones (DTI), mientras que el otro sujeto mantiene varios negocios ilícitos utilizando la red en violación flagrante del código de conducta de SNet, que tan frecuentemente utilizan en su provecho. Con lo dicho, creo que es suficiente.

La otra parte de SNet

Mientras esto sucede, la otra parte de SNet, los pilares Republic of Gamers (RoG), Imperium, WiFiNet y Habana del Este, todavía no se ha pronunciado oficialmente. De ese lado de la red están los servicios mejor logrados y por los que han venido clamando los usuarios separados de la otra parte, sobre todo, el equipo de desarrollo de WoW RoG que el JC nacional estaría encantado de absorber sin dudar ni un instante. Afortunadamente, ahí no se toman las cosas a la ligera y ante estos acontecimientos, están estudiando qué acciones legales deben tomar para proteger la propiedad intelectual de su trabajo, según lo expresado por uno de sus Administradores en un comunicado aparecido en el muro de Facebook de RoG_WoW.

Queda demostrado que bajo una dictadura es imposible cualquier emprendimiento comunitario, pues no es suficiente con no estar en contra del poder, ni siquiera es permitido permanecer neutral

Que se llegue a un acuerdo final que satisfaga las condiciones elementales que demanda el proyecto RoG_WoW está por ver, pero lo que sí está claro es que no veremos una rendición incondicional y apresurada como la de los “salvadores” de SNet.

Todo bajo control

Como no podía ser de otro modo, SNet, la red comunitaria como la hemos conocido, deja de existir, eliminando todo peligro potencial para el poder, pues en lo adelante todo el tráfico estará en manos de Etecsa y todos sus servicios y aplicaciones estarán hospedados en el desaprovechado Centro de Datos de Fontanar, conviviendo y “compitiendo” con los servicios estrella de los JC como El Pitazo y La Tendedera, bajo permanente y minucioso escrutinio y a merced de sólo un clic de ser desconectados cuando el poder lo decida.

Queda demostrado que bajo una dictadura es imposible cualquier emprendimiento comunitario, pues no es suficiente con no estar en contra del poder, ni siquiera es permitido permanecer neutral, sirva de advertencia y enseñanza a futuros soñadores. A aquellos optimistas que aún creen que algo ha sido salvado y hay futuro para SNet-JC, permítanme parafrasear a Bogart: este no es el principio de una gran amistad; y el tiempo, como siempre, dirá la última palabra.

__________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 25