La crisis energética provoca reajustes en las universidades

La Cujae y los centros de La Habana, Matanzas y Villa Clara han reducido su jornada o cerrado algunos días

Universidad de La Habana (14ymedio)
En la Universidad de La Habana las clases finalizarán a las 3 en vez de a las 6. (14ymedio)

La crisis de combustible que sufre Cuba, y que está afectando de forma importante a la vida diaria de los ciudadanos, ha obligado a reajustar los horarios de las principales universidades, reducir el tiempo de las clases e incluso cerrar facultades uno o dos días a la semana.

En el caso de la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría (Cujae), la principal del país en ingenierías y arquitectura, cerrará sus puertas los lunes y martes, por lo que solo habrá clases de miércoles a viernes hasta nuevo aviso, según informó este lunes la viceministra primera de Educación Superior, Martha Mesa.

En la Universidad de La Habana (UH) se han suspendido las clases los viernes, en el resto de los días laborables se ha acortado su duración

Mientras, en la Universidad de La Habana (UH) se han suspendido las clases los viernes, en el resto de los días laborables se ha acortado su duración y las facultades se cierran a las 3 de la tarde en vez de las 6 como era habitual.

La prensa oficial informó de nuevas medidas de ahorro energético que se aplican estos días en la Universidad de Matanzas y la Universidad Central Marta Abreu de las Villas (UCLV) de Villa Clara.

Con estas medidas, el Gobierno trata de reducir el consumo de electricidad y combustible para el transporte en un momento en que Cuba se enfrenta a la que podría ser su peor crisis energética desde la década de 1990, durante el Período Especial.

El presidente, Miguel Díaz-Canel, ha asegurado que la Isla no se encuentra al inicio de otro Período Especial y que la actual crisis es una "situación coyuntural" provocada por el recrudecimiento del embargo de EE UU y las restricciones de la Administración de Donald Trump a los envíos de petróleo venezolano.

Cuba produce petróleo suficiente para cubrir un 40% de sus necesidades (principalmente generar electricidad en plantas térmicas) según datos del Gobierno, y el resto lo recibe en su gran mayoría de Venezuela.

La llegada de combustible diésel a Cuba se interrumpió el sábado pasado y no llegarán más buques hasta octubre, una situación que está afectando al transporte y las actividades industriales del país, además de generar temores a posibles cortes de luz.

En la calle se han notado los efectos, con más gente buscando transporte en las aceras, autobuses urbanos desbordados, gran parte de las gasolineras con los surtidores de gasóleo cerrados

En la calle se han notado los efectos, con más gente buscando transporte en las aceras, autobuses urbanos desbordados, gran parte de las gasolineras con los surtidores de gasóleo cerrados y largas colas en las que aún prestan servicio.

Las autoridades aseguraron que no cesará el suministro de diésel para automóviles particulares, aunque el transporte público urbano e interurbano por carretera y ferrocarril se ha restringido a servicios mínimos.

El pasado jueves, varios ministros aparecieron en la Mesa Redonda junto a Miguel Díaz-Canel para tranquilizar a la población y asegurarle que no habría problemas a la par que desgranaban todas las reducciones que habrá que enfrentar en tanto se resuelve esta situación y que afectarán a todos los sectores.

_______________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 57