Hablar en contra de la Revolución

Peca de cínico el cubano que, como Díaz-Canel, niega que hay palabras que cuestan la libertad

Joven con pancarta durante las protestas del 11 de julio en Cuba. (Captura)
Joven con pancarta durante las protestas del 11 de julio en Cuba. (Captura)

En una reciente entrevista Miguel Díaz-Canel, que ocupa el cargo de Presidente de la República sin el consentimiento de los electores, afirmó que "en Cuba no se ha procesado a ninguna persona por hablar en contra de la Revolución". Dijo más, pero limitaré este comentario a esa frase.

Aunque respondía las preguntas de su complaciente entrevistador, referidas a los sucesos del 11 de julio, el líder de los comunistas cubanos debió ser más explícito, por no decir más verídico.

¿Qué entiende Díaz-Canel por hablar en contra de la Revolución?

La primera pregunta es si en "hablar" incluye "escribir", la segunda, si el concepto cambia cuando se habla para los micrófonos de un medio de prensa extranjero o independiente y si las palabras son pronunciadas en presencia de otras personas, digamos, en la plaza pública. ¿Y si en el boulevard de La Habana un joven exhibe un cartel pidiendo libertad?

Aquí entramos de lleno en el contenido. Parece que Díaz-Canel nunca fue informado de que distribuir o hablar sobre la Declaración de Derechos Humanos fue motivo en Cuba de numerosos encarcelamientos; tampoco le han contado que en el año 2003 fueron condenados a largas penas 75 opositores cubanos cuya única falta fue expresarse en contra de la política del partido gobernante.

Aplaudiría a Díaz-Canel si públicamente se comprometiera a decir que ningún cubano será reprimido de forma alguna porque exprese sus discrepancias con la política del Partido Comunista

Las citaciones y amenazas a las madres de jóvenes prisioneros tras los juicios por el 11J para que no hablen, para que no se quejen de las condenas, ¿las hace la Seguridad del Estado sin el conocimiento de Díaz-Canel? Aquellos que han sido multados por el decreto ley 370 por expresarse libremente en las redes ¿pasaron por algún proceso legal antes de ser sancionados con una multa?

Sería fatigoso discutir el uso del término "Revolución" aplicado a un proceso que dura ya 63 años y cuya meta más urgente es conservar a un partido en el poder, pero pasando por alto ese detalle y entendiendo a la Revolución según sus proclamados objetivos iniciales, habría que dilucidar si defenderlos desde un punto de vista diferente al del único partido permitido se entiende también como "hablar en contra".

Se limita Díaz-Canel al supuesto hecho de que ninguna persona ha sido procesada por hablar en contra de la Revolución. ¿Y qué decir de todos aquellos que por expresarse de forma discrepante tienen prohibido salir del país, se les coloca un agente de la Seguridad del Estado a la puerta de su edificio para impedirles asistir a un evento, se les detiene y retiene sin que medie un proceso judicial? Verdad que no han sido procesados, solo han sido reprimidos.

Aplaudiría a Díaz-Canel si públicamente se comprometiera a decir que ningún cubano será reprimido de forma alguna porque exprese sus discrepancias con la política del Partido Comunista, hágalo donde lo haga y por los medios que le parezca.

Peca de ignorante cualquier cubano que desconozca que la expresión oral o escrita que discrepe de la política del Partido Comunista conlleva diferentes represalias gubernamentales, como ser despedido del centro de trabajo o estudio, ser denigrado en los medios oficiales sin derecho a réplica o empujado a emigrar por los agentes de la Seguridad del Estado.

Peca de cínico aquel cubano que sabiendo esta verdad la niegue.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6