La próxima jugada de López-Calleja, el hombre de Raúl Castro

El objetivo del nuevo nombramiento podría ser encumbrar a primer ministro al general, antes yerno del expresidente

Luis Alberto Rodríguez López-Calleja (c), tiene un vínculo por partida doble con el primer grupo de poder en Cuba. (Cubanet)
Luis Alberto Rodríguez López-Calleja (c), tiene un vínculo por partida doble con el primer grupo de poder en Cuba. (Cubanet)

Se supone que en la agenda del general de división Luis Alberto Rodríguez López-Calleja se abre ahora un espacio para su nuevo compromiso: responder a los requerimientos de los 16.500 habitantes del municipio de Remedios, en la provincia de Villa Clara, donde lo han elegido como su representante en la Asamblea Nacional del Poder Popular.

En esta hipotética agenda, digitalizada o en papel, deben de estar anotados los datos más reservados del Grupo Empresarial Gaesa, que él controla, cuentas bancarias y propiedades en el extranjero y probablemente los más encubiertos secretos del quehacer político en la Isla.

En la Sesión Extraordinaria de la Asamblea Municipal de Remedios efectuada el sábado 23 de octubre, sólo uno de los 76 delegados de esa delegación estuvo en su contra cuando fue propuesto para rellenar el vacío que había dejado Antonio Alberto Pérez Santos, uno de los dos diputados que representaban a la ciudad en el Parlamento y una de las 17 plazas vacantes que quedaban por cubrir desde el pasado año.

El todopoderoso general, exyerno de Raúl Castro, fue ascendido en el Octavo Congreso del Partido Comunista de Cuba a uno de los catorce puestos en el Buró Político

Pérez Santos, que se desempeñaba además como presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en Villa Clara, había fallecido a los 55 años el 15 de septiembre de 2020. Desde entonces su puesto en el Parlamento estaba vacío.

El todopoderoso general, exyerno de Raúl Castro, fue ascendido en el Octavo Congreso del Partido Comunista de Cuba a uno de los 14 puestos en el Buró Político, de manera que su "elección" como diputado no significa un aumento de poder, donde sólo será un voto entre los 600 que tradicionalmente levantan la mano complacientemente para aprobar lo que se decide en la cúpula partidista.

Si aceptamos que su entrada al Parlamento no obedece a la necesidad de tener allí a alguien que responda por los problemas (sin remedio) del municipio de Remedios y atendiendo a que ya tiene voz y voto en "la máxima instancia", habrá que ser malpensado y llegar a la conclusión de que su designación sólo busca el cumplimiento de un requisito.

López-Calleja no puede ser elegido presidente de la República al superar los 60 años, límite establecido para acceder al cargo según el artículo 127 de la Constitución. Sin embargo, el artículo 143 le permite ser primer ministro siempre y cuando sea parlamentario.

Los analistas, a los que les gusta especular, dicen que el actual primer ministro, Manuel Marrero es "un hombre de López-Calleja" porque fue 16 años ministro de Turismo y esta rama de la economía ha estado prácticamente en manos del conglomerado militar Gaesa.

El 10 de octubre de 2023, cuando se extingue el primer mandato presidencial de Miguel Díaz-Canel, Marrero habrá vivido 60 años y tres meses lo que, atendiendo a los requisitos constitucionales, lo hace (todavía) un hombre presidenciable.

Para nadie es un secreto que la aceptación popular de Miguel Díaz-Canel, si algún día la tuvo, se ha desgastado hasta un punto en que ya muchos lo consideran inadmisible para un segundo mandato

Para nadie es un secreto que la aceptación popular de Miguel Díaz-Canel, si algún día la tuvo, se ha desgastado hasta un punto en que ya muchos lo consideran inadmisible para un segundo mandato, ni siquiera para concluir el primero.

Las especulaciones apuestan a algo parecido a lo que los ajedrecistas llaman un enroque, donde Marrero sería presidente de la República y López-Calleja primer ministro, pero estas teorías tienen su punto frágil en desconocer no solo la voluntad popular sino las invisibles pugnas internas que saldrán a flote cuando Raúl Castro ya no esté en condiciones de ejercer su influencia.

Para quienes no están familiarizados con la Ley Electoral, es recomendable aclarar que no fue una iniciativa de los electores ni de los miembros de la Asamblea Municipal que el general López-Calleja los represente en el Parlamento. Fue el Consejo de Estado el que consideró y dispuso que era necesario elegir un sustituto para cubrir una vacante, como establece el artículo 232 de esta norma. Luego, la Comisión de Candidaturas Nacional aprobó el proyecto de candidatura y la Comisión Municipal se la presentó a los delegados. Ellos solo tuvieron que marcar una boleta para dar su aprobación.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 31