'Cubacute': piratas del Caribe

La web, con la que es imposible contactar, roba contenidos a varios medios independientes cubanos

La web resumió la entrevista de '14ymedio' a Roberto Batista sin citarlo y firmó la nota.
La web resumió la entrevista de '14ymedio' a Roberto Batista sin citar su procedencia y, además, firmó la nota.

La prensa independiente cubana, de la que son exponentes 14ymedio, ADNCuba, Diario de Cuba, Cibercuba o CubaNet, sabía desde el principio que habría de vérselas con un enemigo poderoso, el propio régimen de la Isla, que tiene prohibida esta actividad de manera privada y que, cuando no la ignora, la acosa, deteniendo o impidiendo salir de casa a sus reporteros, o la difama.

Pero junto a este "enemigo a babor", previsible, existe otro "a estribor", sorpresivo y cada vez más recurrente: medios dudosos que facturan indiscriminadamente publicidad y que, sin tener que cargar con los gastos de un equipo de redacción, se dedican a robar contenido de cabeceras serias, sin tomarse la molestia, siquiera, de citar y enlazar debidamente. Auténticos piratas, como Cubacute.

Otra de las notas robadas a '14ymedio' por Cubacute.
Otra de las notas robadas a '14ymedio' por Cubacute.

Un ejemplo ocurrió esta misma semana, con la entrevista publicada en 14ymedio a Roberto Batista, hijo de Fulgencio Batista, reproducida en estilo indirecto por Cubacute con errata incluida (corregimos en una segunda versión la fecha correcta en que Fidel Castro fue excarcelado de Isla de Pinos, 1956 y no 1955).

Texto o fotos, es indiferente para Cubacute. Días antes, había cometido otro atraco al reproducir las imágenes, propiedad de 14ymedio, del derrumbe ocurrido en la avenida del Malecón, en La Habana, y hace un mes, la reproducción sin permiso ni crédito alguno de una nota propia sobre los ingresos millonarios "por error" en las cuentas de ahorro de dos bancos cubanos.

La página no solo roba textos, también imágenes.
La página no solo roba textos, también imágenes.

Este diario no es la única víctima de estos ataques. El pasado 24 de febrero, el mismo medio publicó un trabajo sobre Francisco Molina fusilado íntegramente de CubaNet y firmado por Luis Cino Álvarez tan solo un día antes. Tampoco era la primera vez. El propio Cino Álvarez se quejó en un mensaje público: "Hace varias semanas plagiaron descaradamente un artículo que escribí sobre la Escuela Lenin. ¿Hasta cuándo, Cubacute?".

El derecho de autor está reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y, como tal, está protegido en casi todos los países del mundo por leyes de propiedad intelectual. Más allá de eso, una norma deontológica fundamental en periodismo es citar de manera adecuada las fuentes de información de una noticia.

Para intentar hacer llegar quejas y demandas, distintos medios independientes han buscado a los propietarios de Cubacute. Sin éxito: el teléfono que ponen a disposición del público no funciona, no responden al correo electrónico de contacto y la dirección física que ofrecen, en Miami, tampoco existe. Serían un medio fantasma de no ser porque los robos que cometen son muy reales. En su web, Cubacute tiene el detalle de ofrecer: "Aceptamos colaboraciones ajustada [sic] a la verdad, sugerencias y críticas para podernos superar constantemente". Sirva este artículo como "sugerencia": dejen de robar.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 28