Fallece una tercera víctima del incendio de la moto eléctrica en Sancti Spíritus

Angélica Hernández tenía quemaduras en el 53% de su cuerpo y complicaciones respiratorias por inhalación de humo y otros tóxicos

El pasado septiembre, el incendio de una moto eléctrica en La Habana afectó a las viviendas de alrededor. (Facebook)
El pasado septiembre, el incendio de una moto eléctrica en La Habana afectó a las viviendas de alrededor. (Facebook)

Angélica Hernández García se convirtió este domingo en la tercera víctima del incendio de una moto eléctrica en Sancti Spíritus el pasado 30 de abril. Después de diez días en estado muy grave, la mujer, de 30 años, falleció en el Hospital Provincial Camilo Cienfuegos, de Sancti Spíritus.

Angélica Hernández tenía quemaduras en el 53% de su cuerpo y complicaciones respiratorias por inhalación de humo y otros tóxicos en el incendio en el que también perdieron la vida su madre, el propio día del suceso, y su hijo de siete años este viernes.

Miguel Antonio Oviedo Jiménez, director del hospital, contó a Escambray que a pesar de los esfuerzos médicos, la fallecida permaneció en estado crítico desde el mismo momento del ingreso y finalmente no se pudo salvar su vida.

El incidente que se ha llevado la vida de tres miembros de una misma familia se produjo cuando el vehículo, que estaba conectado cargando la batería de litio, explotó en el interior de la casa. Dentro estaban Angélica Hernández y sus dos hijos de 7 años, el fallecido y su hermano que resultó herido leve; su actual pareja, también dado de alta, y la abuela de los niños, Lucy, de unos 60 años y fallecida en el acto.

Según contó un vecino, la familia se había mudado hace poco de Cabaiguán y hacía poco que habían cambiado la batería a la moto.

El incidente que se ha llevado la vida de tres miembros de una misma familia se produjo cuando el vehículo, que estaba conectado cargando la batería de litio, explotó en el interior de la casa

Con esta tercera muerte, el de Sancti Spíritus se convierte en el accidente más grave de este tipo, cada vez más frecuentes en Cuba, que en 2019 contabilizó 208 incendios de motos eléctricas con batería de litio, 164 de ellos graves y 44 leves.

El pasado diciembre, otro siniestro similar dejó dos muertos en Centro Habana, cuando una moto eléctrica explotó en el interior de un taller particular afectando a las viviendas de alrededor.

Las imprudencias a la hora de cargar las motos eléctricas están en el origen de algunos de estos accidentes. Dejar el cargador conectado sin controlar, emplear uno inadecuado, no enfriar la moto antes de cargarla, reemplazar dispositivos originales de la moto eléctrica o la fabricación ilegal de baterías de litio son los principales.

La Habana acumula el 47,2% del total de incendios en motos eléctricas en el país. Le siguen Artemisa (10,2%); Matanzas (9,5%), y Villa Clara (7,6%).

En Sancti Spíritus ya se han producido 17 accidentes de este tipo solo en lo que va de año y según el Cuerpo de Bomberos.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2