Muere un hombre en el derrumbe parcial de un edificio en La Habana

La víctima era un trabajador de los Servicios Comunales que recogía la basura en San Miguel y Belascoaín

El edificio llevaba mucho tiempo mostrando un grave deterioro. (14ymedio)
El edificio llevaba mucho tiempo mostrando un grave deterioro. (14ymedio)

Un hombre falleció la mañana del sábado por el derrumbe parcial de un edificio en Centro Habana, según fuentes del vecindario. La víctima, cuyo nombre no ha podido precisar este diario, era un trabajador de los Servicios Comunales que recogía la basura en San Miguel y Belascoaín cuando le cayó encima parte de la pared.

Según fuentes de Comunales, el hombre fue incinerado ese mismo día hacia la medianoche.

Las autoridades acordonaron y señalizaron la zona, que está en franco deterioro, como han denunciado los vecinos a través de múltiples gestiones con la administración en las que han expuesto, sin éxito, el peligro y la insalubridad del área. En la mañana de este miércoles era visible un operativo con hombres vestidos de civil que impedían acercarse al lugar y también tomar fotos.

Desde hace más de cuarenta años, el edificio, uno de los más altos de los alrededores ha estado en el centro de los temores de los vecinos

"Es necesario que las autoridades de Centro Habana, la Vivienda y el Gobierno local, asuman a tiempo sus responsabilidades y acometan las acciones urgentes que requiere esa importante esquina de esta ciudad por la cual pasamos todos, pues nada es más importante que salvar la vida de las personas, no solo por el covid", denuncia la fuente.

Desde hace más de cuarenta años, el edificio, uno de los más altos de los alrededores ha estado en el centro de los temores de los vecinos. Profundas grietas en su fachada, con varios balcones que se han desplomado y apuntalamientos de madera en su portal, ya en los años 80 los transeúntes evitaban pasar cerca de él y bajaban la acera en ese tramo de la calle Belascoaín.

En 2017, una familia que vivía en el primer piso del inmueble cayó al suelo tras derrumbarse el piso bajo sus pies, un incidente que llevó a varias familias a abandonar el lugar. Desde hace décadas, en los bajos del edificio, entre las columnas, se acumulan basura y escombros que luego los trabajadores de comunales recogen con maquinaria pesada.

A pesar de estar oficialmente inhabitado, el inmueble es frecuentemente ocupado por familias que no tienen vivienda, sobre todo migrantes de las provincias orientales de la Isla que, al encontrarse sin papeles legales en La Habana, tienen muchas dificultades para alquilar una vivienda. No obstante el grado deterioro de la edificación, los contenedores de basura de esa cuadra están ubicados justo debajo de su fachada principal.

Este es el segundo incidente grave en la capital desde que, a finales de enero , fallecieron tres niñas a consecuencia del derrumbe de un balcón en La Habana Vieja. Las menores, que tenían unos 11 años y estudiaban primaria, habían salido de la escuela y pasaban por el lugar cuando la estructura se desplomó matando en el acto a una de las víctimas, mientras las otras dos perdieron la vida en el hospital.

El herido trabajaba en los servicios comunales recogiendo la basura. (14ymedio)
El herido trabajaba en los servicios comunales recogiendo la basura. (14ymedio)

Probablemente por la edad de las fallecidas, la población reaccionó con especial dolor ante este suceso, del que informaron en primer lugar los medios independientes y que reportado por la prensa oficial tres días después. En aquel momento muchas publicaciones hicieron balance de la lamentable situación en que se encuentran un gran número de inmuebles en la capital, pero no se ha tomado ninguna medida al respecto y la llegada de la pandemia ha llevado a un segundo plano la límite situación que atraviesan las infraestructuras en la Isla.

Hace apenas dos meses se produjo otra tragedia similar que implicó a una menor. Fue el pasado 3 de noviembre, en el municipio Playa, cuando un edificio se desplomó dejando dos víctimas mortales, una niña de 13 años y su madre. En aquella ocasión sí hubo un superviviente, la abuela de la menor

También en marzo se produjo el fallecimiento de otra persona en similares circunstancias en la barriada Cerro. En aquella ocasión se derrumbó un edificio que los vecinos llevaban solicitando que se arreglase desde quince años atrás. Después de que hubiera una víctima mortal se procedió a demoler el edificio tras desalojar a las 36 personas que vivían en él.

En julio de 2015 fallecieron otras cuatro personas, también en La Habana Vieja. Un edificio en la calle Habana, entre Obispo y Obrapía, se desplomó en torno a las seis de la mañana cuando los habitantes, en su mayoría, aún dormían. En el siniestro perdió la vida una niña de apenas tres años, dos jóvenes de 18 y una mujer de 60.

Todos estos casos tienen en común el mal estado de los inmuebles y la dejadez de las autoridades para tomar medidas que podrían haber evitado estas muertes.

Unas 1,7 millones de casas, es decir el 39% del fondo habitacional en Cuba, se halla en estado regular o mal, según las autoridades de la Vivienda. La situación es particularmente grave en La Habana, concretamente

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 14