"No fue una vaca que mataron. Fue una niña que violaron"

En libertad los cinco presuntos violadores de una menor de 13 años en Cotorro, La Habana

Los abusos sexuales contra menores crecieron en Cuba un 24% entre 2016 y mayo de 2019. (EFE/ Archivo)
Los abusos sexuales contra menores crecieron en Cuba un 24% entre 2016 y mayo de 2019. (EFE/ Archivo)

Mientras se explayan día tras día sobre las detenciones de revendedores y "acaparadores", los medios oficiales mantienen un silencio total sobre la violación de una niña de 13 años por cinco hombres en el Cotorro (La Habana).

No solo esto, se queja la madre de la víctima: la Policía ha dejado en libertad a tres de los agresores que habían sido detenidos. Con la paralización de multitud de procesos judiciales por el coronavirus, el caso aún no ha llegado a los tribunales y a los detenidos no se les ha impuesto prisión provisional pese a la gravedad del presunto delito.

Según el testimonio de la madre, un adulto llegó hasta su hija a través de la aplicación ToDus y la amenazó forzándola a tener relaciones sexuales

"No fue una vaca que mataron, no fue un robo al Estado ni un revendedor que está en la calle buscándose cuatro pesos para comer", lamenta la madre de la menor. "Fue una niña que violaron, algo que es un crimen aquí y en cualquier parte".

Los hechos ocurrieron hace un mes en ese municipio de la provincia de La Habana. Según el testimonio de la madre, un adulto llegó hasta su hija a través de la aplicación ToDus y la amenazó forzándola a tener relaciones sexuales. "Eran muchos y tenía miedo de que la mataran", relata.

La abuela fue quien se dio cuenta, hacia la medianoche, de que la niña no estaba y salió a buscarla. "Por el camino vio a unos custodios que estaban en una garita haciendo guardia y les preguntó", cuenta, llena de ira. Los agentes confirmaron haber visto a la niña alejarse con un muchacho. "Mi mamá siguió el camino que le indicaron hasta llegar a una casa donde sintió música. Se asomó y entró, pero escondieron a la niña y sacaron a mi mamá a empujones", asegura.

La abuela de la menor buscó ayuda enseguida. "Me asusté mucho, porque llegó a la casa dando gritos. Mi esposo y mi mamá se fueron para el lugar de los hechos de nuevo".

Allí se encontraron con un hombre, al que la hija reconoció como el sexto de los que la mantuvieron retenida. "Se hizo pasar por la persona que rescató a mi hija, pero es un descarado que se quedó mirando lo que le hacían", asegura la mujer.

"Enseguida cogieron a tres de ellos, pero a los otros dos, que están pasando el servicio militar y que ese día estaban fugados de la unidad, no los han tocado"

Esa misma noche, Medicina Legal examinó a la menor y la familia interpuso una denuncia. "Enseguida cogieron a tres de ellos, pero a los otros dos, que están pasando el servicio militar y que ese día estaban fugados de la unidad, no los han tocado".

La indignación de la familia fue en aumento cuando supieron que a los pocos días, los tres detenidos, estaban en libertad. "Fui al Registro de Alamar, donde se atienden estos casos, para que me dijeran por qué están sueltos esos hombres, y el instructor me dijo que ellos están ahora bajo una medida cautelar y que por el problema del covid todo está paralizado".

"Yo solamente quiero que se haga justicia, porque lo que hicieron con mi hija fue un crimen", cuenta enojada a 14ymedio.

La madre denuncia también que a su hija le contagiaron una bacteria durante la agresión y tuvo que someterse a un tratamiento con antibióticos. Además, también ha necesitado ayuda psicológica. "Para estar tranquila y poder dormir tiene que estar a base de clordiazepóxido por todo lo que le hicieron esos criminales".

"La llevé al psicólogo por mis medios y al médico la llevé por mis medios también, no se han preocupado por nada y esos delincuentes siguen en la calle", insiste, sin poder contener su rabia ante el desinterés de las autoridades.

Los medios oficiales cubanos pocas veces se hacen eco de este tipo de crímenes contra mujeres, pero cada día los reportes de este tipo de violencia son denunciados por organizaciones de la sociedad civil y la prensa independiente

Los medios oficiales cubanos pocas veces se hacen eco de este tipo de crímenes contra mujeres, pero cada día los reportes de este tipo de violencia son denunciados por organizaciones de la sociedad civil y la prensa independiente de la Isla.

Hace apenas unos días, la Red Defensora de los Asuntos de la Mujer (Redamu) denunció ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la falta de una legislación específica y datos confiables de feminicidios en Cuba.

Los abusos sexuales contra menores crecieron en Cuba un 24% entre 2016 y mayo de 2019, según confirma un informe del Gobierno sobre la prevención y enfrentamiento a la trata de personas y la protección a las víctimas que indica que cada cuatro horas un menor en Cuba sufre un delito sexual. En el último de los años analizados, de junio de 2018 a mayo de 2019, los delitos sexuales contra la infancia fueron 2.350.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0