Abrazo a muerte entre Pinar del Río y Matanzas

Rob Manfred, comisionado de las Grandes Ligas. (EFE)
Rob Manfred, comisionado de las Grandes Ligas. (EFE)

Este sábado no se pudo saber si por fin serían los Vegueros o los Cocodrilos los retadores del tren avileño por el título de la pelota nacional, pero de esa duda saldremos hoy domingo por la tarde, en el Victoria de Girón, cuando uno de los dos equipos, que van empatados con tres triunfos, obtenga la cuarta victoria y liquide el play off.

Que Matanza se hubiese quitado del camino a Yosvani Torres, principal recurso pinareño, malgastado anteriormente, no le bastó para obtener el importante punto. Tampoco determinó el hallarse en su propia casa. Los Vegueros volvieron a demostrar que no hay pronóstico adverso que no estén dispuestos a hacer trizas.

Y eso a pesar de que su pitcheo tenía el peor promedio de carreras limpias entre los tres conjuntos sobrevivientes, 33 en total, con 20 extrabases —de ellos 10 jonrones—, y de que los Cocodrilos venían promediando 333, con un average de embasado de 380 y un slugging de 538, por encima aun de los demoledores Tigres.

En fin, Pinar bateó 11 imparables —Lázaro Blanco y Lázaro Ramírez impulsaron 3— para respaldar el trabajo del diestro Vladimir Baños y de los relevistas Liván Moinelo y Frank Luis Medina, haciendo que los serpentineros rivales no soportaran. Jonder Martínez solo sacó un out y Yoanni Yera sufrió 5 carreras en la quinta entrada.

Hoy el Victoria de Girón estará aún más abarrotado que anoche, y con razón, porque este partido es determinante para Matanzas, en su anhelado sueño de cinco años, y para Pinar, si quiere volver a la cumbre.

Por cierto, el refuerzo holguinero Yordan Manduley, artillero de los Cocodrilos, que ya fuera campeón nacional con Villa Clara hace tres años, declaró a la prensa antes del juego unas honestas y lúcidas palabras que hace unos años no hubiera podido pronunciar: “Este es mi trabajo, jugar béisbol, y quiero dar lo mejor en el terreno, buscar el rendimiento más elevado con cualquier camiseta. Ahora en Matanzas me he enfocado en cumplir con las expectativas y cumplir la función que me exija cada turno donde me ubiquen”.

Peloteros cubanos y las Grandes Ligas

Rob Manfred, comisionado de la MLB, ha vuelto a tocar el tema Grandes Ligas-béisbol cubano en un programa de la CBS y ha dicho que espera que “muy pronto se produzca un cambio en la relación entre Estados Unidos y Cuba que permita a los peloteros cubanos venir aquí y regresar a la Isla libremente”.

También se refirió a que “las restricciones actuales han creado una situación que no es segura para los jugadores, y francamente, es una situación con la que no queremos estar asociados”, en alusión al ejemplo de Yasiel Puig, quien arriesgó su vida en el mar para llegar a la Gran Carpa.

Por otra parte —luego de que el comisionado del béisbol cubano Heriberto Suárez declarara que la Federación Cubana consideraría dar la bienvenida en un equipo nacional a aquellos que se han ido a jugar en la liga americana—, se ha sabido que el pitcher cubano Dalier Hinojosa estaría dispuesto a lanzar con el equipo Cuba en el Clásico 2017 si se lo piden: “Siempre lo he dicho, por mi camiseta cubana yo voy a estar disponible siempre. Es mi equipo y jugaría por mi pueblo siempre que me llamaran”.

Hinojosa, de velocidad fulminante y notables números con los Red Sox y los Phillies, es un guantanamero que cambió el fogoso calor de Imías por el gélido Boston porque, según él, “mi familia y yo decidimos que tendríamos mejor futuro en este país, yo como profesional de béisbol. Para nadie es un secreto que es donde se juega el mejor béisbol del mundo y, por supuesto, puedo tener una mejor economía”.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0