Los Tigres dejan al campo a Pinar del Río

Muchos sospechaban que los Tigres saldrían a su terreno del Estadio José Ramón Cepero en total forma, resueltos a liquidar a sus rivales como en un duelo a muerte. Justo eso fue lo que ocurrió la noche de este miércoles cuando los avileños dejaron al campo al equipo de Pinar del Río con un marcador de 9-4.

Wilber Pérez abrió por los Vegueros, pero desde los primeros lanzamientos se le vio descontrolado y solo pudo sacar un out mientras se le llenaban las bases. A su relevista Yoandy Cruz se le puso 1-0 enseguida el marcador y vino al rescate Yaifedo Domínguez, que lanzó poco y con malos números en el play off, pero había tenido un buen calendario regular.

No obstante, como sus predecesores, Domínguez también siguió dando bases por bolas y, aunque los Tigres habían conectado un solo hit, gracias a los boletos y los errores terminó el primer episodio 3 anotaciones por cero.

Vladimir García abrió por Ciego de Ávila, a quien le aportó 11 triunfos con 2 derrotas en la Serie Nacional. Ahora sus bateadores, a la altura del tercer capítulo, habían puesto el juego 6-0 y el pitcher podía trabajar sin tanta presión y con menos dudas, rodeados todos por una apretada multitud que rugía para animarlos.

La mancha del partido fue la errática defensa, que pesó mucho desde el primer inning contra los Vegueros, aunque también los avileños estuvieron mal en ese aspecto. Al comienzo de la séptima entrada, la pizarra estaba 7-4 a favor de los Tigres, pero al final de esa misma entrada el balance ya se había colocado en un definitivo, 9-4.

Cuando lo relevó Alberto Bicet, Vladimir había hecho muy buena labor desde el montículo. Bicet despejó el camino para que Yennier Cano pudiera hacer un cierre limpio en el noveno. Y lo hizo. Si Pinar no hubiera anotado 4 carreras en el cuarto inning por un costoso error defensivo, los Tigres les hubieran dado lechada a los visitantes, en esta su quinta victoria consecutiva.

Para el segundo partido, Pinar del Río tiene que venir con todo su armamento y toda su experiencia y todo su carisma, que no le falta

Cuando le preguntaron Ricardo Gallardo por qué había abierto con Wilber Pérez, que a la postre resultó el perdedor, con 11 ganados y 6 reveses y había regalado una pobre actuación, el manager de Pinar contestó que lo hizo porque era el pitcher que mayor descanso había tenido. Reconoció también que la dirección había cometido muchas equivocaciones en el primer tercio.

El ganador Vladimir García -con 13 éxitos y 3 fracasos- pudo mantener todo el tiempo la concentración, incluso cuando le bateaban y le hacían carreras, pero él no los dejó ligar las jugadas y hacerlas más fructíferas gracias al control que logró sobre la zona baja.

Para el segundo partido, Pinar del Río tiene que venir con todo su armamento y toda su experiencia y todo su carisma, que no le falta, a enfrentar a un equipo que se ha hecho gigante, que goza de una alta moral y está dispuesto a defender su trono con garras, dientes y talento.

En el encuentro, el estelar veterano Ariel Borrero se ratificó como líder nacional de dobles, con 401. Se ha conocido a través de la prensa, por otra parte, que José Adolis García se irá a jugar a un club de la liga japonesa en cuanto termine esta final de la 55 Serie Nacional.

Se ha informado también que esta noche Vladimir Baños abrirá por los Vegueros y Lázaro Blanco por los Tigres.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0