Cuba pide a EE UU eliminar las políticas que estimulan la emigración irregular

Washington también reitera su petición a la Isla de que acepte a los ciudadanos deportados

Balseros cubanos interceptados por la Guardia Costera de EE UU. (@USCGSoutheast)
Balseros cubanos interceptados por la Guardia Costera de EE UU. (@USCGSoutheast)

(EFE).- Cuba dijo este jueves a Estados Unidos que no podrá haber relaciones migratorias normales entre los dos países mientras no elimine la política de pies secos/pies mojados, la Ley de Ajuste Cubano y el programa de visas para personal médico de la Isla, normas a las que culpa de estimular la emigración irregular.

Así lo expuso la delegación encabezada por la directora general de EE UU de la Cancillería cubana, Josefina Vidal, a la representación estadounidense liderada por el subsecretario adjunto del Departamento de Estado, John Creamer, durante la tercera ronda de conversaciones migratorias celebrada este jueves en La Habana, según informó el Ministerio de Exteriores cubano en su web oficial.

La delegación cubana expresó su "profunda preocupación" por la persistencia de la política de pies secos/pies mojados y la Ley de Ajuste Cubano, que conceden a los ciudadanos cubanos un trato migratorio "preferencial y único" de su tipo en el mundo, refiere la nota.

Cuba insiste en que se violan "la letra y el espíritu" de los Acuerdos Migratorios en vigor, mediante los cuales ambos gobiernos se comprometieron a garantizar una emigración "legal, segura y ordenada"

Asimismo denunció que esas políticas admiten automáticamente en el territorio de los Estados Unidos a aquellos cubanos que llegan de manera "irregular y sin importar las vías y medios que emplean", violan "la letra y el espíritu" de los Acuerdos Migratorios en vigor, mediante los cuales ambos gobiernos se comprometieron a garantizar una emigración "legal, segura y ordenada".

La Ley de Ajuste Cubano, vigente desde 1966, y la política de pies secos/pies mojados privilegian a los cubanos que logran tocar territorio estadounidense, que pueden solicitar la residencia permanente un año después; mientras que los interceptados en el mar son devueltos a la Isla.

La delegación cubana enfatizó en que estas disposiciones políticas y legales norteamericanas estimulan la emigración irregular hacia los EE UU, directamente desde el territorio cubano y también desde terceros países, incluyendo a ciudadanos de la Isla que viajan legalmente al exterior.

La más reciente crisis de la inmigración cubana tuvo lugar en los últimos meses de 2015 en Costa Rica, donde miles de cubanos que viajaron vía Ecuador -país que entonces no les exigía visa- quedaron varados tras la negativa de Nicaragua a permitirles el tránsito para llegar a México y cruzar la frontera con EE UU.

En esta reunión, la parte cubana volvió a reiterar que el Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos, alienta a los colaboradores de la salud cubanos en terceros países a abandonar sus misiones y emigrar a los EE UU, una práctica "censurable" que afecta los programas de salud de esas naciones y que a su juicio "no se corresponde con el contexto bilateral actual".

De acuerdo al comunicado cubano, esta ronda de diálogo migratorio abordó otros aspectos, incluyendo el estado de los acuerdos vigentes, la implementación de la política migratoria de la isla, el otorgamiento de visas para emigrantes y visitas temporales a los EE UU y las acciones de ambas partes para enfrentar la emigración irregular, el contrabando de personas y el fraude de documentos.

La parte cubana volvió a reiterar que el Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos, alienta a los colaboradores de la salud cubanos en terceros países a abandonar sus misiones

Las dos delegaciones coincidieron además en reconocer los resultados "positivos" de los encuentros técnicos sobre prevención de fraude migratorio y tráfico de personas, y entre Tropas Guardafronteras de Cuba y el Servicio de Guardacostas estadounidense, celebrados en febrero y junio de este año, en Miami.

La base del diálogo migratorio bilateral radica en los acuerdos de 1994 y 1995, por los que Cuba y EE UU se comprometieron a mantener una inmigración "segura, legal y ordenada".

El diálogo sobre migración era uno de los escasos contactos bilaterales que mantenían EE UU y Cuba antes del restablecimiento de relaciones diplomáticas anunciado en diciembre de 2014 y desde entonces han celebrado tres rondas de conversaciones sobre ese tema.

Las posiciones no se han movido para ninguno de los participantes, puesto que EE UU también reiteró su petición a la Isla de que acepte a los ciudadanos deportados.

"La delegación de Estados Unidos reiteró su posición de que el gobierno de Cuba debe aceptar el retorno de ciudadanos cubanos con órdenes de deportación", dijo un comunicado del Departamento de Estado.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 25