Francia destaca la "enorme importancia geopolítica" de Cuba

Jean-Pierre Bel, enviado personal del presidente francés, François Hollande, para América Latina y el Caribe. (Wikicommons)
Jean-Pierre Bel, enviado personal del presidente francés, François Hollande, para América Latina y el Caribe. (Wikicommons)

(EFE).- Francia considera a Cuba la "clave de bóveda" en América Latina, por lo que la próxima visita a este país del presidente cubano, Raúl Castro, determina la "entrada en una nueva era" en las relaciones entre ambas naciones y con la Unión Europea.

"Hay que hacer comprender que Cuba tiene una importancia que va mucho más allá de su demografía y su geografía. Es un poco la clave de bóveda, la puerta de entrada en América Latina", dijo en una entrevista con Efe Jean-Pierre Bel, enviado personal del presidente francés, François Hollande, para América Latina y el Caribe.

Raúl Castro llegará a finales de enero a París, donde se reunirá, el 1 de febrero, con Hollande en el Palacio del Elíseo, tras ser recibido con honores militares en el Arco del Triunfo.

Durante su visita, el presidente cubano se entrevistará también con el primer ministro francés, Manuel Valls, así como con los presidentes de las dos cámaras del Parlamento; la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, y representantes de la patronal francesa Medef.

La visita de Raúl Castro a París será la primera de un presidente cubano en 20 años

Bel enfatizó que se trata de la primera visita a Francia de un líder cubano en veinte años y que sigue a la que Hollande realizó a la Isla en mayo de 2015.

Recalcó la "enorme importancia geopolítica" de Cuba, que, a su juicio, ha hecho que Estados Unidos y su presidente, Barack Obama, "se hayan dado cuenta de que con esa política absurda del embargo no habían llegado a ningún resultado y además se habían enemistado con la mayor parte de países de América Latina".

Bel recordó la importante noticia del acuerdo de los acreedores de Cuba, en el marco del Club de París, con el país caribeño para la condonación de una parte importante de su deuda (8.500 millones de dólares) y el compromiso de abono de los 2.600 millones de dólares restantes en un periodo de 18 años.

"Es un acuerdo prometedor que va a cambiar todo. A partir de ahora, las empresas europeas podrán invertir en Cuba, y eso va a ser muy positivo para el pueblo cubano, que desea un nivel de vida superior", consideró.

En la visita de Castro se suscribirán acuerdos en materia de salud, en la lucha contra la droga y el narcotráfico, así como varios pactos comerciales

Eso abre las puertas, agregó a que la Agencia Francesa para el Desarrollo pueda actuar en Cuba "no solo con proyectos, sino también con financiación para esos proyectos".

El emisario presidencial avanzó que en la visita de Castro se suscribirán acuerdos en materia de salud, en la lucha contra la droga y el narcotráfico, así como varios pactos comerciales, en los que están implicadas compañías francesas como Pernod Ricard.

"Además, estamos protegidos por la bendición del papa, porque todos los papas han viajado a Cuba: Juan Pablo II, Benedicto XVI, Francisco... Creo que con esta protección divina las relaciones entre Europa y Cuba van a ir bien", remató con una sonrisa.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 12