El monopolio estatal sobre la contratación del personal frena la inversión española en Cuba

4 ZEDM
El Gobierno español no ha dudado en poner toda la diplomacia al servicio de sus empresarios para evitar que los de otras latitudes les coman un terreno trabajado durante décadas. (ZEDM)

Las expectativas de que el próximo Congreso del Partido Comunista impulse una reforma en la Ley de Inversiones Extranjeras que permita mayores garantías crecen entre los empresarios españoles. Así lo han manifestado a 14ymedio fuentes diplomáticas españolas que aseguran que en el centro de las demandas se halla la eliminación del monopolio estatal sobre la bolsa empleadora, una limitación que lastra la capacidad de los inversionistas para elegir personal calificado de manera directa.

España es uno de los países que parte en mejor posición para invertir en Cuba al ser tercer socio comercial de la Isla con más de 200 empresas operando y un intercambio comercial anual que ronda los 1.000 millones de euros. Aunque el ICEX España Exportación e Inversiones especifica en su informe 2015 que los datos son siempre orientativos, pues Cuba no detalla los nombres de sus inversores "para protegerlos de actuaciones de EE UU", el organismo estima que más del 50% de los proyectos foráneos procede de la Unión Europea, con Madrid a la cabeza en sectores como el turismo, los servicios financieros, el suministro de aguas o el cemento, entre otros.

El Gobierno español no ha dudado en poner toda la diplomacia al servicio de sus empresarios para evitar que los de otras latitudes les coman un terreno trabajado durante décadas. La ronda comenzó en abril de 2015, con la visita a Cuba del secretario de Estado de Comercio de España, Jaime García-Legaz, junto a representantes de 45 empresas españolas, dirigentes de la Cámara de Comercio y la patronal Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

De aquella reunión se avanzó un futuro apoyo financiero para aumentar la capacidad hotelera, prioritaria ante la avalancha de turismo que arrecia sobre la Isla, así como el interés español por el mercado de las energías renovables, en el que el país europeo es líder y Cuba tendría grandes posibilidades tanto en la eólica como en la fotovoltáica.

España es el tercer socio comercial de la Isla con más de 200 empresas operando y un intercambio comercial anual que ronda los 1.000 millones de euros

El desembarco de Roca, la empresa española especialista en baños y sanitarios, ya se apuntó durante aquel viaje que, no obstante, fue solo un preludio de otro más importante, la visita el 7 de julio del ministro español de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, acompañado esta vez de hasta 75 compañías que mantuvieron varios encuentros e intercambios de información con las empresas cubanas.

Posteriormente, y con motivo de la Feria Internacional de La Habana (FIHAV 2015), en la que España fue el país con mayor representación (160 empresas), el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, también acudió a la Isla para dar un espaldarazo al empresariado español, que se remató con el anuncio de la refinanciación de la deuda y la condonación de los intereses de demora y parte del principal. Al principio de este mes de febrero, España anunció una condonación adicional de deuda cubana para financiar proyectos en la Isla. El importe de esta segunda tanda, que se suma a los 1.880 millones de dólares condonados en diciembre pasado, no fue revelado. El ministro español de Exteriores y Cooperación en funciones, José Manuel García-Margallo, ha revelado este mes de marzo que España prevé condonar la deuda a Cuba "a corto plazo", después de la rúbrica del acuerdo de diálogo político y cooperación entre Bruselas y La Habana.

Pero las cosas van lentas hasta la fecha y poco se ha avanzado en relación a la inversión española. Salvador Marín, presidente de la Compañía Española de Financiación del Desarrollo (COFIDES), asegura que Cuba es "un país que ofrece muchas oportunidades de negocio a las empresas españolas por muchos motivos" y cita los lazos culturales comunes y la tradición de negocios entre ellos. Además, las autoridades españolas valoran la Ley de Inversión Extranjera, aunque consideran que debería ser mejorada.

La Compañía Española de Financiación del Desarrollo cuenta actualmente con una decena de proyectos en diversas fases de estudio para inversiones en Cuba

"COFIDES ha puesto en marcha la Línea Cuba (con una dotación inicial de 40 millones de euros) con la que puede financiar a empresas españolas que deseen acometer un proyecto de inversión en el país caribeño, ya sean implantaciones comerciales o productivas", indica Marín. El organismo asegura respaldar de este modo tanto a pymes como a grandes empresas y explica que hay dos modalidades de producto: la Línea Cuba-General y la Línea Cuba-Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM).

COFIDES asegura que, actualmente, hay "en torno a una decena de proyectos en diversas fases de estudio para financiar inversiones en Cuba", pero no da detalles de ninguno de ellos, limitándose a aclarar que destacan los sectores agroalimentario, turismo, bienes de equipo, materiales de construcción, bienes de consumo, químico y farmacéutico.

La misma falta de concreción se da en las pocas empresas que acceden a hablar de este tema. Iberia es una de ellas, posiblemente porque su apuesta por Cuba ya tiene resultados visibles tras la recuperación de los vuelos directos Madrid-La Habana que "a partir del 2 de junio próximo" pasarán a ser diarios, frente a los seis semanales que mantiene actualmente.

Sin embargo, la aerolínea desvincula, precisamente, su apuesta de los cambios que se han producido en Cuba y los achaca a razones internas. "Si Iberia ha vuelto a La Habana es principalmente por el proceso de transformación en nuestra propia compañía, lo que nos ha permitido reducir coste, mejorar producto y servicio y por lo tanto los ingresos", afirman.

El grupo Globalia también refuerza su presencia en la Isla con la apertura de una nueva ruta aérea y un hotel. El servicio, operado por Air Europa, conectará Madrid-Varadero a partir del 14 de julio y hasta el 15 de septiembre con dos frecuencias semanales, según ha anunciado la compañía este martes.

Iberia desvincula su apuesta de los cambios que se han producido en Cuba y los achaca a razones internas

Seat se pronuncia, pero poco. Aunque representantes de la filial española de Volkswagen han estado presentes en la Isla y la prensa española informó de una presunta petición del Gobierno cubano a Madrid para que la compañía instalase una planta en la ZEDM con el fin de facilitar la renovación del maltrecho parque de vehículos cubanos, la empresa se mantiene cauta.

"SEAT formó parte, junto con otras empresas, de la delegación empresarial que visitó Cuba en el marco de un viaje institucional promovido por el Gobierno español. En esta visita, SEAT conoció la situación del país y distintas propuestas. Más allá de esto, no comentamos nada sobre planes de futuro", comenta Ezequiel Avilés, jefe de comunicación corporativa de la automovilística. La empresa tiene un representante en la Isla desde 2007, a través del que se venden vehículos en los concursos públicos/licitaciones de flotas que realiza el Gobierno cubano a través del Ministerio de Transporte. Sin embargo, Avilés no ofreció detalles sobre el número de vehículos vendidos.

De una treintena de empresas españolas contactadas, apenas las dos citadas facilitaron tan escueta información a 14ymedio, más allá de las ya habituales ampliaciones del negocio hotelero que Meliá mantiene desde hace años, poco se sabe.

Urbas Grupo Financiero también ha anunciado que participará en el desarrollo de un macroproyecto turístico e inmobiliario de lujo en Cienfuegos, aunque de momento no hay nada concreto. 

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 126