Cuba tiene aprobadas a 11 empresas para instalarse en la Zona Especial de Desarrollo Mariel

Terminal de contenedores en la Zona Especial de Desarrollo Mariel. (zedmariel.com)
Terminal de contenedores en la Zona Especial de Desarrollo Mariel. (zedmariel.com)

Las autoridades cubanas establecen como criterio esencial para aprobar la implantación de una empresa en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM) que el proyecto sustituya una importación o genere una exportación, ya que ambos requisitos "harían dar un salto que permita el crecimiento del PIB cubano", según la directora general de la Oficina de ZEDM, Ana Teresa Igarza Martínez.

La funcionaria hace un balance de los primeros dos años de actividad del proyecto, cuyo desarrollo está focalizado a la captación de capital extranjero, en una entrevista publicada este jueves por Granma, en la que resalta también el interés recibido por parte de inversores estadounidenses.

Distintas empresas norteamericanas, según explica, tienen "interés en establecer almacenes para la comercialización de productos", pero el objetivo de Cuba, remarca, es producir. No obstante, abre la puerta a que en un futuro "cuando la Zona tenga una madurez de productores establecidos" se pueda establecer áreas de depósito."

"Comenzamos con una estrategia de promoción a determinados países, pero sin defi­nir líneas directas o empresas que nos interesa atraer", ha dicho Igarza. "En el último año, a partir del estudio de mercado, logramos determinar cuáles son las empresas del perfil industrial y la actividad que queremos atraer, en función de lo cual definimos las misiones promocionales al exterior, lo que continuaremos en el 2016".

La referencia al embargo no ha faltado en la entrevista. Aunque la funcionaria explica que la ZEDM busca ser referencia en la región y atraer a empresas líderes del mundo, advierte que "la existencia del bloqueo" es uno de los obstáculos y que muchos negocios temerán ser sancionados o ver afectadas en sus actividades en EE UU. Además, ha expresado que las mismas empresas estadounidenses que han manifestado su intención de establecerse en el lugar sufren las consecuencias del embargo y cita el caso de Cleber (dedicada a la fabricación de maquinaria agrícola) que sigue pendiente de autorización del Gobierno de EE UU para presentar su proyecto en Cuba.

Tres de ellas cuentan con capital 100% cubano, además de otros tres proyectos en fase de preparación, en los sectores industrial, biotecnológico y farmacéutico

Hasta el momento, hay 11 empresas aprobadas para trabajar en la zona. Tres de ellas cuentan con capital 100% cubano (servicios logísticos, el Banco Financiero Inter­nacional S.A. y la terminal de contenedores), además de otros tres proyectos en fase de preparación, en los sectores industrial, biotecnológico y farmacéutico.

El Gobierno brasileño participó en la construcción de la terminal de contenedores con un crédito. Marcelo Odebrecht, el presidente de la homónima compañía de ingeniería y construcción que renovó el puerto de Mariel, fue detenido el año pasado en el marco de una investigación por corrupción en la compañía petrolera estatal Petrobras.

Dos empresas con capital 100% mexicano ( Richmeat de Cuba S.A. dedicada al procesamiento de productos cárnicos, y Devox Caribe S.A., que producirá pinturas, impermeabilizantes y aditivos) también lograron implantarse en la zona, junto a dos empresas con capital bel­ga (BDC Log S.A., que se ocupa de logística, arren­damiento de medios de transporte y de equipos de manipulación; y BDC Tec S.A., de la in­dustria electrónica), una española (Profood Service, que producirá jugos y bebidas), una mixta con Brasil (Brascuba Cigarrillos S.A.), la recién aprobada colaboración con Holanda (Unilever Suchel S.A., para la producción de artículos de aseo y limpieza del hogar) y una brasileña (la constructora Com­panhia de Obras e Infraestrutura S.A.).

Igarza mantiene que los sectores prioritarios son la biotecnología y la farmacéutica, además de la electrónica y de envases y embalajes, la me­talmecánica, la logística, los servicios, las industrias alimentaria y agrícola. "Estamos buscando el establecimiento de empresas constructoras dado el volumen de ejecución de obras que se demanda y la necesidad de adquirir nuevos métodos gerenciales, técnicas constructivas más modernas y equipamiento que permita agilizar las obras", ha añadido.

La funcionaria menciona entre las razones para invertir en el proyecto la "fuerza laboral calificada" del país, así como "la privilegiada posición geográfica" de la Isla, además de un régimen fiscal especial (las empresas que se establecerán en la ZEDM contarán con una exención impositiva por diez años a partir del inicio de sus operaciones, y posteriormente tributarán un 12%). Asegura, además, que se "ha logrado agilizar los trámites y eliminar cargas burocráticas", implementando, por ejemplo, un sistema de ventanilla única para que el inversionista pueda tramitar documentos y autorizaciones de manera ágil.

Para el buen funcionamiento de la ZEDM, agrega Igarza, será necesario atraer a las instituciones bancarias extranjeras, y potenciar las infraestructuras, para garantizar un acceso marítimo, ferroviario y terrestre ágil.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 13