Experto internacional en seguridad vial asesora autoridades cubanas

El ómnibus de Transgaviota involucrado en el accidente (imagen tomada del noticiero estelar de la televisión)
Ómnibus de Transgaviota involucrado en un accidente. (Imagen tomada del noticiero estelar de la televisión)

El presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), Jean Todt, se reunió en La Habana con las autoridades cubanas encargadas del transporte para encontrar la manera de disminuir la siniestralidad en las carreteras de la Isla. Todt se encuentra en Cuba desde el lunes en su calidad de embajador de las Naciones Unidas para la seguridad vial.

El experto ha emprendido una gira por América Latina que incluirá también Ecuador, Perú y Colombia. El objetivo es ayudar a combatir los accidentes de tránsito, que provocan en todo el mundo más de un millón de muertos y 50 millones de heridos al año, algo que Todt califica de "pandemia". En declaraciones a la agencia France Presse, el presidente de la FIA explicó que "es necesaria una toma de conciencia al más alto nivel en cada país, para que los accidentes de tránsito se coloquen al mismo nivel que el sida o el ébola".

Casi 700 personas murieron en las carreteras cubanas en 2014, una tasa de 6,2 fallecidos por cada 100.000 habitantes, mayor que el año anterior (cinco por 100.000)

Con sus interlocutores cubanos Todt habló de la edad del parque automovilístico, compuesto por dos tercios de coches americanos de los años 50 o soviéticos de los 70 y 80. "Hay cerca de 600.000 vehículos en el país, pero sólo el 5% de ellos tiene menos de 10 años y alrededor del 50% tienen más de 30", señaló Todt. "Se necesita educación, hacer cumplir las leyes, mejorar la infraestructura y rejuvenecer los vehículos", agregó.

El viceministro de Transportes, Óscar del Toro Quesada, reconoció que las autoridades cubanas se enfrentan a "enormes desafíos" en esta área. Después de medio siglo de restricciones por parte del Gobierno, en enero de 2014 se empezó a permitir la venta libre de vehículos, pero los precios astronómicos sólo han permitido unas pocas transacciones.

En 2009 se puso en marcha un plan de seguridad vial que preveía mayor fortalecimiento legal e institucional, formación y educación, mantenimiento de las carreteras y vehículos más seguros, pero esta estrategia aún no ha dado frutos.

Casi 700 personas murieron en las carreteras cubanas en 2014, una tasa de 6,2 fallecidos por cada 100.000 habitantes, mayor que el año anterior (cinco por 100.000). En el primer semestre de 2015, se han registrado 346 muertes.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11