Los activistas de la Unpacu deponen su huelga de hambre

Carlos Amel Oliva recibiendo suero hidratante en el Policlínico 28 de Septiembre. (Twitter)
Carlos Amel Oliva recibiendo suero hidratante en el Policlínico 28 de Septiembre. (Twitter)

Los activistas de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), han decidido deponer la huelga de hambre que sostenían desde hace varios días, entre ellos Carlos Amel Oliva que este martes cumplía cuatro semanas sin ingerir alimentos. El opositor declaró a 14ymedio que la decisión obedece a que se ha logrado “poner el foco sobre las violaciones de derechos humanos que ocurren en Cuba”.

Con voz cansada y a través de la línea telefónica, el disidente comentó a este diario que pasadas las cinco de la tarde de hoy tomó su primer vaso de agua, después que el pasado viernes se declarara también en huelga de sed. Confirmó que los otros siete miembros de la Unpacu lo han seguido en su decisión.

Se ha logrado “poner el foco sobre las violaciones de derechos humanos que ocurren en Cuba”.

Los activistas que se habían sumado al ayuno de Oliva eran Maikel Mediaceja Ramos, Zulma López Saldaña, Oria Josefa Casanova Romero, Rubén Alvarado Reyes, Laudelino Rodríguez Mendoza, Alexander Martínez Rizo y Carlos Infante Rodríguez. Este último realizó la protesta desde la prisión correccional de Las Tunas.

Oliva comentó que “no quería abandonar la huelga”, pero comprendió que “la vanidad o la necedad sin ningún tipo de propósito no sirve de nada”. De manera que decidió retirar el ayuno y el primer lugar que visitó tras su hospitalización fue la sede principal de la Unpacu en Santiago de Cuba para “agradecer el apoyo” de los otros huelguistas.

“Para nosotros ha sido una victoria”, afirma el líder juvenil, quien además asegura que los otros activistas que lo habían secundado se han sentido con esa noticia “reconfortados y útiles en medio de los dolores y los pesares”. Oliva considera que ese encuentro con sus colegas de causa fue “muy emotivo y bonito”.

Por su parte, José Daniel Ferrer, líder de la Unpacu, declaró a este diario que la dirección general de la organización estaba "muy contenta con la decisión". El opositor comentó que llevaban pidiéndole levantar la huelga desde hacía mucho tiempo. Según Ferrer, la huelga logró “atraer la opinión pública internacional sobre la situación que padecen los opositores al régimen".

José Daniel Ferrer, líder de la Unpacu, declaró a este diario que la dirección general de la organización estaba "muy contenta con la decisión"

El deseo de Oliva es convencer al conocido disidente Guillermo Fariñas de que también deponga la huelga de hambre que comenzó el pasado 20 de julio y a través de la cual demanda el cese de la represión contra los disidentes y que las autoridades acepten un diálogo con la oposición.

Sin embargo, José Luis Artiles Montiel, vocero de Guillermo Fariñas durante su huelga de hambre, aseguró a este diario que el disidente “se mantendrá hasta las últimas consecuencias” y considera que “estos jóvenes orientales han realizado un acto valiente”, en referencia a los activistas de la Unpacu.

Eliécer Ávila, quien este lunes publicó un texto exhortando a Oliva a que depusiera la huelga comentó que le llenaba de satisfacción que los activistas hayan tomado esa decisión. “Es realmente razonable y me alegra haber aportado un granito de arena en esa dirección, porque la vida de ellos siempre será lo más importante”, apuntó el líder del movimiento Somos+.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 47