Crema de calabaza

La crema de calabaza es una alternativa a la forma más común de comer este alimento en Cuba
Crema de calabaza. (CC)

Muchas veces nos estamos devanando los sesos para cocinar y no repetir el mismo plato que hemos hecho tantas veces. Tenemos a mano algunos ingredientes, que son comunes en la cocina cubana, pero siempre los usamos de la misma manera. Esta receta está pensada para dar un toque novedoso a un alimento muy común en nuestros platos: la calabaza.

De la familia de las cucurbitáceas, la calabaza se sirve en las mesas cubanas normalmente cortada en trozos, hervida y con un buen mojo de ajo, cebolla, aceite y limón por encima. Hoy, propongo cambiar esa rutina y convertirla en una deliciosa crema. Para lograrlo necesitamos los siguientes ingredientes:

1 calabaza de aproximadamente 5 libras

1 taza de leche

1 cucharadita de aceite

1 cuadrito concentrado de sopa de pollo

Sal al gusto

1 cucharadita de nuez moscada

Vale la pena elegir una buena calabaza, de esas que con cariño llamamos "guanajas" y que tenga preferiblemente la cáscara verde y la masa de un color amarillo intenso. Procederemos entonces a pelarla y cortarla en trozos grandes que pondremos a hervir en una cazuela profunda, agregando una pizca de sal al agua.

Cuando la calabaza se haya ablandado, la sacaremos de la olla y dejaremos a mano el líquido resultante de la cocción. En un bol grande colocamos los trozos de calabaza y procedemos a aplastarlos con un tenedor. Agregaremos entonces la taza de leche, la cucharadita de aceite, un poco más de sal al gusto y una cucharadita de nuez moscada rallada.

Si tenemos una batidora, colocamos toda la mezcla en el vaso y mezclamos a velocidad moderada. Durante el batido, podemos agregar, cortado bien pequeñito o desmenuzado, el cuadrito concentrado de sopa de pollo. Si la mezcla es demasiado espesa, añadimos algo del agua en que hervimos la calabaza.

En caso de no tener una batidora o mezcladora eléctrica, se puede batir a mano, pero teniendo el cuidado de disolver previamente el cuadrito de sopa en un poco del caldo caliente que quedó de la cocción, para que no queden trozos en la crema.

Una vez hecha la mezcla, ya casi está lista para servir, aunque se recomienda calentar unos tres minutos a fuego bajo revolviendo para homogeneizada la temperatura de toda la crema.

Se puede servir en platos hondos y espolvorearle pimienta negra molida por encima. Su familia sentirá que está asistiendo a un nuevo sabor y a una receta exclusiva, aunque en realidad se trata de nuestra conocida calabaza de toda la vida.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1