Cuba queda fuera de la lista de países beneficiarios del programa Covax de vacunación anticovid

La Isla opta por sus propios productos y se descuelga del resto de Latinoamérica

Apostando por su propia vacuna, Cuba puede quedar rezagada, al menos en el inicio de la inmunización, que comenzará este mes en Latinoamérica. (EFE)
Apostando por su propia vacuna, Cuba puede quedar rezagada, al menos en el inicio de la inmunización, que comenzará este mes en Latinoamérica. (EFE)

La peculiar relación existente entre el Fondo de Acceso Global para Vacunas (Covax) y Cuba ha provocado que la Isla sea el único país de América Latina que no recibirá vacunas contra el covid-19 a través de este mecanismo que anunció el miércoles que proveerá de 35,6 millones de dosis a 33 países del continente.

Cuba decidió ser la excepción latinoamericana y no se ha comprometido con el Fondo, con el que ha establecido una relación "no vinculante". La Isla ha preferido posicionarse como país productor y proveedor de su propio antídoto y continúa con el desarrollo de sus cuatro candidatos vacunales, pero corre el riesgo de quedar rezagada, ya que el más adelantado de sus ensayos, el de Soberana 02, aún no ha iniciado la fase 3.

Cuba decidió ser la excepción latinoamericana y no se ha comprometido con el Fondo, con el que ha establecido una relación "no vinculante"

En cambio, Covax comenzará la distribución de sus dosis a finales de febrero. Con excepción de las 1,2 millones dosis que proporcionará Pfizer/BioNTech (requiere una cadena de frío a -75ºc para su conservación), la casi totalidad de las 336 millones de vacunas previstas serán entregadas por AstraZeneca (Universidad de Oxford). La británica producirá 96 millones de dosis y encargará la fabricación de otras 240 millones a South Korean Bioscience y al Serum Institute de India (SII).

El Fondo está compuesto por la Alianza Gavi para las Vacunas, la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante Epidemias (CEPI) y la Organización Mundial de la Salud. Las naciones de la región recibirán las dosis a través de este mecanismo con sede en Oslo y dedicada a financiar proyectos independientes en favor de vacunas contra enfermedades infecciosas.

En América Latina hay ocho países que han comenzado sus propios programas de vacunación (Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, México y Panamá). Todas ellas están adheridas a Covax y recibirán millones de dosis de vacunas.

Según el cronograma de Gavi, durante la primera entrega, México se hará con 6.472.800 dosis; Argentina con 2.275.200; Brasil con 10.672.800; Colombia con 2.670.600; Chile con 957.600; Ecuador con 885.600; Paraguay con 357.600; y Perú con 1.770.600 vacunas. Para todos ellos, el equivalente a un 5% de la población. En Centroamérica, Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Honduras recibirán más de 2,2 millones de dosis. Mientras a Panamá, se destinan 216.000 dosis, a Haití 876.000; y a República Dominicana 542.400.

El propósito de Covax es que al menos el 3% de las poblaciones de todos los países reciban la vacuna en la primera mitad de 2021, pero principalmente proteger a los grupos más vulnerables, como los trabajadores sanitarios.

El caso de Venezuela también es singular. Aunque tiene acceso a vacunas en el mecanismo Covax, según dijo ayer mismo el representante en Caracas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Paolo Balladelli, primero debe satisfacer la deuda que tiene con la organización porque ese país no está en la lista de los que reciben donaciones, como sí lo están Bolivia, Colombia, El Salvador y Perú, sino que debe financiar su propia campaña de vacunación adelantando un pago de unos 10 dólares por dosis.

El caso de Venezuela también es singular. Aunque tiene acceso a vacunas en el mecanismo Covax, primero debe satisfacer la deuda que tiene con la OPS

"Han sido reservadas entre 1.425.000 y 2.409.600 dosis de la vacuna AstraZeneca contra el covid-19 que llegarían al final de febrero. [Pero] es imprescindible contar con el apoyo de todas las fuerzas y proceder al pago hasta el 9 de febrero", aseveró.

Este miércoles, Juan Guaidó aseguró que buscará los recursos para no quedar fuera del mecanismo y añadió que, además de satisfacer la deuda, Maduro debe aceptar el esquema de implementación de la OPS. El líder, reconocido como presidente encargado por una cincuentena de países, sostuvo ayer que a la organización le preocupa "la ejecución" del Gobierno con respecto a las vacunas y que el tema no "tenga vinculación política".

Cuba, ajena a todo esto, sigue con sus propios proyectos: Soberana 01 y 02, del Instituto Finlay (IFV) de La Habana, y Abdala y el espray nasal inmunizante Mambisa, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología.

El país se propone producir este año 100 millones de dosis de Soberana 02 para consumo interno y exterior, según dijo Vicente Vérez, director del IFV. La vacuna está en la fase 2-b de sus ensayos y espera pasar a la fase 3 el próximo marzo con la colaboración de Irán, pero aún no ha sido incluida en el listado de CEPI para el mecanismo Covax. En el listado de candidatas, que incluye dos de China, dos de EE UU, una de Corea, una británica y una asociación mundial de fabricación múltiple, tampoco está ninguna de las cubanas.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 18