El Observatorio Cubano de Conflictos registró 79 protestas el 15N

El Gobierno ha puesto aún más en peligro su porvenir durante el pasado mes, dice la ONG

Las autoridades han desplegado a sus fuerzas de seguridad para que no se repitan este 15N las escenas de protestas populares que se vieron por San Rafael el pasado 11 de julio. (14ymedio)
El 15N fue “la primera vez en 62 años que el Ministerio del Interior, sus fuerzas paramilitares y las FAR se vieron en la necesidad de realizar una completa ocupación de todas las zonas urbanas y de muchas rurales". (14ymedio)

Las amenazas de la Seguridad del Estado y del despliegue militar por las principales calles de Cuba atenazaron de miedo a la población y frustraron una convocatoria masiva el pasado 15 de noviembre, pero sí hubo, ese mismo día, 79 protestas en el país.

Las registra el Observatorio Cubano de Conflictos (OCC) en su último informe, publicado este miércoles, en el que incluye un video que da fe de algunas de esas manifestaciones, grabadas en movimiento o difundidas en fotografías a través de redes sociales.

La organización con sede en Miami reporta 353 protestas en la Isla durante noviembre, el 75% de ellas (266) motivadas por el reclamo de derechos políticos y civiles, y el resto (87), relacionadas con derechos económicos y sociales, como la explotación laboral, las excesivas multas, los feminicidios, las malas condiciones en las prisiones o los elevados precios de la canasta básica.

"Que se mantengan las protestas es significativo, si se tiene en cuenta la extraordinaria represión ejercida contra la población, los juicios ejemplarizantes con condenas extremas por supuestos e intrascendentes delitos cometidos el pasado 11 de julio, las amenazas con retirar la patria potestad sobre sus hijos a quienes cayesen presos por causa política, y la impudicia con que grupos paramilitares en videos difundidos en las redes sociales ostentaban su disposición a ejercer la violencia contra cualquier manifestante con el uso de armas de fuego y objetos contundentes", sentencia el OCC.

La ONG asevera que ese día fue "la primera vez en 62 años que el Ministerio del Interior, sus fuerzas paramilitares y las FAR se vieron en la necesidad de realizar una completa ocupación de todas las zonas urbanas y de muchas rurales"

El leve incremento de las protestas el mes pasado en comparación a las ocurridas en octubre (345) mantiene la tendencia ascendente desde que el Observatorio comenzó a monitorearlas, en septiembre de 2020, cuando se registraron 42 protestas.

"En especial desde que el Gobierno creyó haber aplastado la resistencia del sector cultural con el asalto a la sede del Movimiento San Isidro el 26 de noviembre de 2020", apostilla el OCC. Desde entonces, continúan, varias fechas han marcado la "creciente ingobernabilidad" en Cuba, entre las que incluye, claro, el 11J, pero también el 15N.

La ONG asevera que ese día fue "la primera vez en 62 años que el Ministerio del Interior, sus fuerzas paramilitares y las FAR se vieron en la necesidad de realizar una completa ocupación de todas las zonas urbanas y de muchas rurales, mediante operativos policiales, despliegue de miembros de la Seguridad del Estado vestidos de civil, actos de repudio, mensajes con amenazas y el corte selectivo de líneas telefónicas".

Para disuadir a la gente de salir a la calle, refieren en el documento, "el Gobierno continuó anunciando sentencias arbitrarias y desmedidas (incluyendo las dictadas contra decenas de menores) a manifestantes del 11 de julio, golpizas fascistas en calles y prisiones, amenazas de retirar la patria potestad sobre los hijos de posibles manifestantes, torturas psicológicas a detenidos y sus familiares, así como presiones a disidentes conocidos para que abandonen el país".

Por eso, concluye que "el referente para decidir a quién correspondió la victoria el 15N no es el número de ciudadanos que salieron a la calle, sino el número de efectivos militares, policiales, paramilitares y recursos que el gobierno estimó imprescindible emplear para evitar un nuevo 11 de julio", debido al costo financiero y político de esta operación, que el OCC califica de "devastador, nacional e internacionalmente".

"¿Quién resulta más creíble y fuerte hoy? ¿El Gobierno, que apenas puede movilizar a unos pocos vecinos de los disidentes para organizarles actos de repudio?"

A modo de ejemplo, la ONG recuerda que la represión ejercida preventivamente por el Gobierno cubano hizo que el 15 de noviembre fuera observado de cerca por la Unión Europea y el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

"La realidad cubana no escapa a los potenciales inversionistas e incluso a turistas que el gobierno desea atraer", discurren en el informe. "¿Quién resulta más creíble y fuerte hoy? ¿El Gobierno, que apenas puede movilizar a unos pocos vecinos de los disidentes para organizarles actos de repudio? ¿O la sociedad civil, cada vez más enajenada del gobierno y del régimen de gobernanza vigente?", se preguntan, para contestar a continuación con una aseveración: "El Gobierno no aseguró su porvenir en noviembre, lo ha puesto aún más en peligro".

En el texto, el OCC elogia los "éxitos" del grupo Archipiélago desde que se conformó, en agosto pasado, entre ellos demostrar que "la gente estaba dispuesta a sumarse al llamamiento cívico del 15N y que el Gobierno no tenía otra respuesta al malestar ciudadano que la más obscena represión".

Sin embargo, a pesar del espacio dedicado a la plataforma opositora en el documento, no hay mención a su cabeza más visible, el dramaturgo Yunior García Aguilera, quien sorpresivamente salió de Cuba rumbo a Madrid el 16 de noviembre, dos días después de que la Seguridad del Estado desplegara un fuerte operativo y organizara agresivos actos de repudio en la propia casa del artista para impedirle marchar en solitario, como había anunciado.

Tampoco hay referencias en el informe a la evidente estrategia del régimen con los opositores más recientes: forzarlos al destierro. El último de ellos fue el rapero contestatario Denis Solís, que viajó a Serbia vía Moscú el pasado sábado

Además de García Aguilera y Solís, se encuentran en esta situación el artista Hamlet Lavastida y la poeta Katherine Bisquet, hoy en Europa, así como Tania Bruguera, Camila Lobón, Claudia Genlui, Alfredo Martínez y Eliexer Márquez, El Funky, uno de los intérpretes de la canción Patria y Vida.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10