El Gobierno cubano anula los aumentos de precios de decenas de fármacos

Las quejas de la población han surtido efecto, como ocurrió antes con la luz

La lista de los medicamentos disponibles merma a diario y los anaqueles de las farmacias lucen cada día más desiertos. (14ymedio)
La lista de los medicamentos disponibles merma a diario y los anaqueles de las farmacias lucen cada día más desiertos. (14ymedio)

Una vez más, el Gobierno cubano se ve forzado por las quejas de la población a reducir precios que aumentaron con la puesta en marcha de la Tarea Ordenamiento. Tras la luz, el gas licuado y el transporte, le toca el turno, ahora, a los medicamentos.

Así, una caja de 500 aspirinas, que desde el 1 de enero costaba 71,5 pesos, pasará a costar 10, y el fumarato ferroso bajará de los 11,7 pesos a los 50 centavos. Los antihistamínicos como la benadrilina y la loratadina y algunos anticonceptivos también bajarán de precio. En total, son 37 los fármacos clasificados en una nueva resolución por el Ministerio de Finanzas y Precios como "complementarios" –adicionales a los controlados en el tarjetón–, a cuya producción destinará el Estado 33 millones de pesos.

Además, se reducirá un 15% los precios de otros 41 medicamentos "no complementarios", entre los que se incluyen antibióticos como la azitromicina 500 mg –usada, por ejemplo, en las neumonías provocadas por el covid–, que bajará 6 pesos, de 40 a 34.

"Yo mismo hice algunas llamadas al Gobierno provincial para quejarme y en el edificio donde vivo algunos amigos hasta escribieron cartas a varias entidades para reclamar que bajaran los precios"

Por último, explicó Meisi Bolaños Weiss, ministra de Finanzas y Precios, se hicieron rebajas y modificaciones al precio de otros 23 medicamentos, en unos casos porque ya no se van a importar y se producirán en el país y en otros, porque se les rebajaron los precios de manera específica.

En cuanto a los fármacos destinados principalmente a la tercera edad, la ministra anunció que hay cuatro, como el Truabin, a los cuales se les reducirá el 50% de su precio actual, un gasto que también será asumido por el Estado con 14 millones de pesos. Bolaños precisó que aunque no son medicamentos "controlados ni complementarios" se aceptó hacer las rebajas "por la sensibilidad del tema".

Bolaños reiteró que las personas que por sus bajos ingresos no alcancen a comprar algunos medicamentos tienen el derecho de presentarse a la Asistencia Social.

"Yo mismo hice algunas llamadas al gobierno provincial para quejarme y en el edificio donde vivo algunos amigos hasta escribieron cartas a varias entidades para reclamar que bajaran los precios", explica a 14ymedio un señor de 76 años que este jueves pedía el último en la cola de una farmacia en Nuevo Vedado. "Me estaba gastando más de la mitad de mi jubilación solamente en medicamentos y eso no es justo. Pero no fui yo solo, aquí todos nos quejamos, eso era un abuso".

Sin embargo, de poco servirá el descenso de los precios, cuando el principal problema para adquirir fármacos es el desabastecimiento. "Cada 15 días, cuando entran las medicinas, tengo que hacer dos veces la cola, una para coger el ticket y otra para comprar la medicina", dice el mismo anciano. "Muchas veces después de horas esperando ni siquiera logro alcanzar el medicamento y me quedo a la espera".

La lista de los medicamentos disponibles merma a diario y los anaqueles de las farmacias lucen cada día más desiertos.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 7