Destroza Japón a la selección mexicana

Momento del partido por el bronce en el Premier 12  entre Japón y México. (wbsc.org)
Momento del partido por el bronce en el Premier 12 entre Japón y México. (wbsc.org)

Tal pareció que la selección japonesa, en un Domo repleto de sus simpatizantes, intentó, a la manera de un vengativo samurái, desquitarse con México de la derrota sufrida por una carrera de diferencia ante el equipo de Corea del Sur, único encuentro que perdió, pero que le costó no pasar a discutir la final.

El juego, que empezó a las 11 de la noche, hora de Cuba, y no llegó a una hora y media de duración, terminó en siete innings con knock-out de los nipones de 11 anotaciones, igual cantidad de hits y sin errores, por una solitaria carrera de los mexicanos, que no dieron más que dos hits y cometieron un error a la defensa.

En el primer capítulo, Japón le conectó al abridor Miguel Peña un jonrón sin nadie en base y, para el segundo, ya había embasado a cinco de los ocho hombres que salieron a batear, anotando otra carrera por doble y pifia, a lo cual siguió un jonrón de Tetsuko Yamada, segundo de su equipo, que impulsó dos, con lo que puso el desafío en cuatro por cero.

Era evidente que México tenía muy pocos recursos para enfrentarse a un equipo que venía dispuesto a llevarse, y rápido, la medalla de bronce como si fuera de oro y, cuando trajeron al relevista César Carrillo, siguió la saña ofensiva de los asiáticos en una entrada donde, tras dos jonrones más y otras escaramuzas, el marcador se puso en ocho anotaciones por cero.

A la altura de la tercera entrada ya el juego parecía no poder estar más abierto, pero México no se dejaba llevar mansamente al matadero y Juan Pérez, en buena jornada, pegó un hit para dar señal de vida, y luego, por fin, el pitcheo mexicano logró retirar consecutivamente a tres bateadores japoneses.

El juego, que no llegó a una hora y media de duración, terminó en siete innings con knock-out de los nipones de 11 anotaciones

César Carrillo, un pitcher lento y con aceptable control, en el cuarto inning continuaba frenando, si no la producción de hits, al menos sí la anotación de más carreras, y consiguió dar su segundo cero, pero la dirección de su equipo lo dejó en el banco a la hora de lanzar el quinto capítulo y trajo a Enrique García, quien, sin embargo, sería pronto sustituido por Alexander Caldera, cuarto pitcher llamado al box.

En la sexta entrada seguía sin aparecer ninguna anotación mexicana, más cuando ahora se encontraba en el montículo el efectivo lanzador Sugano, muy rápido con las rectas y dueño de buenas curvas. Y de nuevo fue Juan Pérez quien levantó el ánimo de los suyos disparando un jonrón para apartar el fantasma de la lechada.

El juego estaba allí ocho por uno, que no era poca diferencia, pero los japoneses no habían hecho ningún hit desde el tercer capítulo. Luego de dos bases por bola, vino Hirata a la caja de bateo y disparó un doble que puso el encuentro nueve a una. Caldera fue entonces relevado por Edgar Correa, a quien pronto sustituyó Esau Madrigal, un ambidiestro que usa un peculiar guante, que sirve para las dos manos.

Hiroki, el manager japonés de 44 años –ex jugador con más de 2000 hits, 1.300 carreras, tres Guantes de Oro y seis juegos de las estrellas–, tan vapuleado por el manejo de los lanzadores relevistas en el desafío frente a Corea, no se confió, y en la séptima entrada trajo a Yamasaki, con promedio de 10 ponches cada 9 innings, que dio el que sería el último 0.

En su turno, el pitcher Madrigal comenzó lanzando primero a la derecha, con el mismo guante, por supuesto, y luego volvió a tirar con la zurda, cambiándose el guante de mano nuevamente, pero no estaba muy rápido con ninguno de los dos brazos y el knock-out, tan largamente evitado, llegó cuando Akiyama conectó el quinto cuadrangular nipón con un corredor en circulación.

Los fanáticos que llenaban el Domo se mostraban felices, como si su equipo hubiera colmado todas sus esperanzas, no en vano el béisbol es el deporte nacional en el país del sol naciente. En Taiwán, por su parte, valga señalarlo, se rompieron varios récords de audiencia durante este torneo.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0