Los gestos antideportivos, un problema casi imposible de desterrar del béisbol cubano

Otra condenable indisciplina, ahora de Yordanis Alarcón, perjudica gravemente a los Leñadores

La emisora 'Radio Victoria' informó de que un Consejo Disciplinario había propuesto la separación definitiva de los Leñadores para Yordanis Alarcón. (Luis Carlos Palacios Leyva)
La emisora 'Radio Victoria' informó de que un Consejo Disciplinario había propuesto la separación definitiva de los Leñadores para Yordanis Alarcón. (Luis Carlos Palacios Leyva)
Durante el derby de jonrones de la Serie Nacional pasada, hubo un momento en que Yosvani Alarcón comenzó a fallar después de varios batazos acertados. Entonces se le acercó su hermano Yordanis, habló unos segundos con él y, cuando Yosvani regresó al cajón de bateo, recuperó la efectividad y se alzó como ganador.

Ya resultaba evidente la estrecha empatía entre ambos hermanos. Yosvani, motor ofensivo de los Leñadores y receptor con nivel de selección nacional, y Yordanis, tercera base regular del equipo y bateador aceptable, forman un tándem imprescindible en una escuadra que el año pasado casi obtuvo el campeonato y que este año es un gran favorito.

Ojalá que ese apoyo entre los dos hermanos Alarcón fuera efectivo también para que mejoren ambos la disciplina, porque ya en varias ocasiones alguno de ellos ha olvidado que un héroe del béisbol es, también, y muy remarcadamente, un ejemplo para los miles de muchachos que intentarán imitarlos como deportistas y como personas.

Alguno de ellos ha olvidado que un héroe del béisbol es, también, y muy remarcadamente, un ejemplo para los miles de muchachos que intentarán imitarlos como deportistas y como personas

En ese mismo campeonato en que su conjunto ganó la plata y él el liderato en la competencia de cuadrangulares, Yosvani Alarcón había cometido un acto muy reprochable cuando se lanzó bate en mano contra el pitcher Alexander Rodríguez en el estadio matancero Victoria de Girón y fue sancionado.

Curiosa y preocupantemente, aquel mismo 29 de agosto de 2016 hubo ocho expulsiones en diferentes juegos, pero la del catcher tunero fue la más notoria. A los seis meses, teniendo en cuenta su actitud posterior y su arrepentimiento, le fue retirado el castigo de un año de separación. Y en el Clásico Mundial ya había agredido indirectamente a un árbitro.

"Quisiera aprovechar el momento para pedirle perdón al pueblo de Cuba, en especial al de Matanzas, y al de Las Tunas, que nunca ha dejado de darme su apoyo. Tuve un lapsus y me bloqueé un poco", dijo al pedir que le fuera revisada la sanción por la agresión en Matanzas. Hubo opiniones divididas sobre su perdón, pues era reincidente.

Ahora, el pasado jueves, la emisora Radio Victoria informó de que un Consejo Disciplinario había propuesto la separación definitiva de los Leñadores para Yordanis Alarcón por una falta de respeto grave al mentor Pablo Civil. La sanción debía ser ratificada por una instancia superior.

Aunque no se dieron más detalles, se presumía, según un artículo posterior de la revista online Play Off, que el tercera base, en estado de embriaguez, había agredido al director delante de los otros jugadores mientras el equipo regresaba en ómnibus de la subserie contra Villa Clara. Alarcón no había jugado durante el reciente cotejo ante Holguín.

Según el reglamento disciplinario, el atleta había violado tres incisos del artículo 10. El Consejo disciplinario estuvo integrado por Yuniesky Larduet, Andrés Quiala, su hermano Yosvani, Jorge Johnson y el mánager, y participaron como invitados varios funcionarios del Partido Comunista y de la Comisión Provincial de béisbol.

En días recientes habían ocurrido otras indisciplinas y gestos antideportivos en el conjunto protagonizados por el propio director y por Danel Castro. Y no es, por supuesto, que ahora se pretenda demonizar a los hermanos Alarcón o al equipo Las Tunas. Son solo algunos infaustos sucesos, entre otros muchos, que hacen pensar que este es ya un problema casi imposible de desterrar del evento deportivo nacional más importante.

Preocupa que esté regresando un mal que por mucho tiempo fue importante obstáculo para que no destacara en el clásico beisbolero del país y que parecía que la dirección encabezada por Pablo Civil había logrado conjurar

Preocupa, además, que esté regresando a este conjunto provincial un mal que por mucho tiempo fue importante obstáculo para que no destacara en el clásico beisbolero del país y que parecía que la dirección encabezada por Pablo Civil había logrado conjurar. Además, la armonía y el buen ánimo estaban tornándose sello de los Leñadores.

Para un equipo que ha logrado la hazaña de sumarse a los grandes de la pelota cubana, todas las energías deben estar concentradas en lo que, para muchísimos especialistas y aficionados, es perfectamente posible, pues cuenta con todo lo necesario: coronarse en la Serie Nacional.

Pocos dudan que incluso serían capaces de lograrlo si se prolonga la ausencia, por lesión, del estelar receptor Yosvani Alarcón y se concreta la sanción a su hermano Yordanis, pero, más allá de eso, lo mejor sería que los dos empáticos hermanos se ayudaran uno al otro para salir de ese lamentable slump disciplinario.

_________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0