Fernando Bécquer, la impunidad no fue completa

No salió indemne de los tribunales: fue condenado a cinco años de prisión domiciliaria, un castigo que sus víctimas consideraron insuficiente

Bécquer es conocido por su afinidad con el régimen y por sus múltiples conexiones con los artistas más cercanos al poder. (Twitter/@elbecquerdecuba)
Bécquer es conocido por su afinidad con el régimen y por sus múltiples conexiones con los artistas más cercanos al poder. (Twitter/@elbecquerdecuba)

El cantautor oficialista Fernando Bécquer llegó a su juicio por abusos sexuales, celebrado en el Tribunal Municipal de Centro Habana, con la certeza de que alguna "fuerza mayor" lo protegía. Treinta víctimas testificaron contra él, argumentando la denuncia que meses atrás había lanzado la prensa independiente.

Bécquer, conocido por su afinidad con el régimen y por sus múltiples conexiones con los artistas más cercanos al poder, no tardó en descalificar las acusaciones atribuyéndolas a quienes, con sus "mentiras", querían destruir la cultura de la Revolución.

A pesar de que contaba con el respaldo, tácito o declarado, de muchas figuras de peso en el aparato cultural de la Isla, no salió indemne de los tribunales: fue condenado a cinco años de prisión domiciliaria, un castigo que sus víctimas consideraron insuficiente.

Sin embargo, pasaron muy pocos días antes de que circularan fotos del cantante, caminando libremente y disimulando su apariencia apenas con un sombrero. Si esto ocurría a menos de una semana de su juicio –opinaron varios usuarios en las redes– en uno o dos años Bécquer ni siquiera se molestará en fingir su reclusión.

Las fotografías de Bécquer disfrutando de una libertad que le fue negada por los tribunales fueron duramente criticadas por las mujeres que presentaron cargos contra el trovador. A las víctimas, la Federación de Mujeres Cubanas les había prometido "estar pendiente" de los resultados, y también que la "justicia revolucionaria" prevalecería a la hora de sentenciar a Bécquer.

Pasaron muy pocos días antes de que circularan fotos del cantante, caminando libremente y disimulando su apariencia apenas con un sombrero

Ninguna instancia cultural oficialista comentó la sentencia al trovador y tampoco Televisión Cubana –puntual a la hora de formular múltiples acusaciones contra ciudadanos "incómodos"– cubrió los sucesos. Todas las instituciones del país se alinearon para silenciar el caso Bécquer, y cuando mencionaron el asunto fue con "cinismo", como denunció la activista Salomé García Bacallao.

Los que conocen a Bécquer están convencidos de que su castigo será reducido "por buen comportamiento". Mientras, el trovador seguirá repitiendo lo que ya ha sido su mantra ante las "calumnias" de las mujeres abusadas: "Yo no creo en nada, yo creo en la Revolución".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2