Las autoridades colombianas interceptan a 18 cubanos en el golfo de Urabá

La embarcación transportaba a 19 migrantes, entre ellos dos menores de edad y uno de Chile

La intercepción se produjo en horas de la noche, horario en el que no está permitida la navegación en el mar de Urabá. (Armada de Colombia)
La intercepción se produjo en horas de la noche, horario en el que no está permitida la navegación en el mar de Urabá. (Armada de Colombia)

La Armada Nacional de Colombia interceptó una embarcación que transportaba a 18 cubanos indocumentados en el golfo de Urabá, al norte del país, informó este viernes el diario El Tiempo. Esa zona del mar Caribe, que conecta a municipios como Necoclí y Capurganá, es ruta obligada para los migrantes que buscan cruzar hacia Panamá por la selva del Darién en su tránsito hacia Estados Unidos.

Las autoridades comunicaron que en total viajaban 19 migrantes, entre ellos dos menores de edad y uno identificado como nacional de Chile. La intercepción se produjo en horas de la noche, horario en el que no está permitida la navegación en el mar de Urabá.

Tres sujetos lograron huir del lugar, mientras que los migrantes fueron transportados hasta las instalaciones de la Estación de Guardacostas de Urabá

Al notar la presencia del personal de la Armada, la lancha se alejó de la zona hasta desembarcar en la costa de Punta Yarumal, en el municipio de Turbo, indicaron las autoridades. "Tres sujetos lograron huir del lugar, mientras que los migrantes fueron transportados hasta las instalaciones de la Estación de Guardacostas de Urabá, en donde recibieron alimentación y atención médica".

La Armada confirmó que poco después los extranjeros fueron puestos a disposición de las autoridades migratorias y la embarcación en la que eran transportados quedó bajo custodia.

El Gobierno colombiano ha reforzado los operativos en el golfo de Urabá tras la crisis migratoria que se vive en el municipio de Necoclí donde permanecen varados más de 10.000 migrantes, entre haitianos, cubanos, africanos, venezolanos y asiáticos. Fueron desplazados a la zona cuatro unidades de Guardacostas y dos buques para controlar el flujo de las embarcaciones irregulares que transportan a migrantes, recoge El Tiempo.

El director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, confirmó vía Twitter que "hay un reforzamiento" de operativos de la Armada y la Policía por la crisis y que se "está desarrollando un proceso de fortalecimiento de presencia militar" en la frontera con Panamá, para "evitar el ingreso irregular de migrantes".

Espinosa informó, además, que en los próximos días habilitarán una oficina permanente en Necoclí para atender a la población migrante que hace su tránsito por ese municipio en su viaje hacia Estados Unidos, y anunció una reunión para este viernes entre cancilleres de la región.

La Armada confirmó que poco después los extranjeros fueron puestos a disposición de las autoridades migratorias. (Armada de Colombia)
La Armada confirmó que poco después los extranjeros fueron puestos a disposición de las autoridades migratorias. (Armada de Colombia)

Mientras tanto, en Necoclí la crisis por la presencia de miles de migrantes se agudiza. Espinosa advirtió a medios de prensa que hay una alerta sanitaria entre ese grupo de extranjeros por un posible "brote de sarampión".

"El Ministerio de Salud está desarrollando estrategias para hacer un reforzamiento de la presencia en esa zona, donde lamentablemente nos fue comunicado un brote de sarampión y de enfermedades que podrían estarse presentando", explicó el funcionario.

Días atrás, la Defensoría del Pueblo de Colombia había señalado que factores climatológicos provocaron un retraso en las salidas de las lanchas de Necoclí hasta Capurganá, último punto antes de que los migrantes se aventuren a atravesar la selva del Darién, fronteriza con Panamá. Las autoridades también creen que el aumento del flujo migratorio se debe a los tranques fronterizos y cuarentenas en varios países por la pandemia de covid-19, que retrasaron la salida de muchas de estas personas.

Hace meses, el flujo promedio era de hasta 400 migrantes dos o tres días a la semana, pero desde hace tres semanas, las lanchas, con capacidad para 50 o 60 pasajeros, están llevando cada semana más del doble.

En los próximos días habilitarán una oficina permanente en Necoclí para atender a la población migrante que hace su tránsito por ese municipio en su viaje hacia Estados Unidos

La frontera entre Panamá y Colombia, tanto a través de la peligrosa selva del Darién como por vía marítima, la atraviesan miles de migrantes irregulares de varios países del mundo. Las interceptaciones de las lanchas ilegales en el golfo de Urabá son frecuentes por los operativos contra el tráfico ilegal coordinado entre varios países.

Sin embargo, muchas de estas embarcaciones logran evadir los controles militares, como lo contaron a 14ymedio algunos cubanos varados durante semanas en Necoclí en la crisis anterior de enero y febrero. Según estos testimonios, las lanchas del Gobierno, que dan servicio de transporte en el área cobraban 65 dólares por persona mientras los coyotes pedían 400.

Esa travesía es muy peligrosa y algunos pierden la vida en el trayecto, como los cubanos Edelvis Martínez Aguilar y Dunieski Eliades Lastre Sedeño, que contrataron a dos lancheros colombianos en 2016 para que los llevaran hasta Panamá. Los traficantes agredieron sexualmente a Martínez y, posteriormente, la asesinaron con un corte en la garganta, al igual que a Lastre. Los colombianos fueron extraditados a EE UU y condenados a 45 y 50 años de prisión por asesinato y tráfico de personas.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2