Ya no me puedo callar

No puede proyectarse el Gobierno como el protector de una mayoría aplastando a una minoría

En la actualidad Bruzón vive en Misuri, Estados Unidos, e integra la nómina del equipo de ajedrez de la Universidad de Webster. (Cortesía)
En la actualidad Bruzón vive en Misuri, Estados Unidos, e integra la nómina del equipo de ajedrez de la Universidad de Webster. (Cortesía)

La gota que colmó el vaso fue una conversación con alguien muy especial en mi vida. Hoy necesito hacer esta catarsis, primeramente lo necesito para limpiar mi mente, para dormir bien, para soltar una carga pesada que llevo desde algún tiempo.

También lo hago por si a alguien le sirve y se puede identificar con mis palabras. Quisiera compartir algunas ideas. Plasmar de forma coherente todo lo que pienso no será fácil, pero haré el intento. Cada vez participo menos en las redes, cuesta mucho dar una opinión y llega a ser sumamente estresante. Incluso cuando lo hago me pregunto siempre si estoy aportando algo útil o realmente lo hago para satisfacer mi ego. 

A veces pienso que no somos de un país llamado Cuba, sino del planeta Cuba y nosotros somos alienígenas. Por qué todo lo que pasa con Cuba y los cubanos tiene que ser tan fuera de lo común? Por qué cosas que deberían ser simples y lo son en cualquier parte del mundo se convierten en un caos total cuando se trata de Cuba? En mi opinión todos los cubanos de una forma u otra estamos muy afectados. Cuando analizo la sociedad y cómo nos comportamos en las redes veo muchos sentimientos de frustración, odio, impotencia, agresividad y sobre todas las cosas temor, tenemos mucho temor. 

A veces no damos un like a una publicación por la repercusión, es enfermizo. 

Por mucho tiempo estuve apartado de temas políticos, las razones pueden ser muchas, cada cual tiene que vivir su proceso y es lo que he hecho yo. Hoy, sin creerme más patriota que nadie, quiero aportar mi granito de arena sobre los temas de Cuba, dar mi opinión, con respeto pero sobre todo con toda mi sinceridad, de forma transparente. 

Por ese motivo desde que llegué acá comencé a buscar toda la información posible para tratar de entender ciertas cosas relacionadas a nuestro país. Tenía ciertos conocimientos generales sobre algunos temas pero hasta ahí. Siendo una persona obsesiva como soy le he dedicado a eso cientos de horas, las suficientes para llegar a ciertas conclusiones que hoy me hacen ser crítico hacia el sistema y las leyes en mi país. 

Una vez que asumes lo que es la libertad, el respeto a la opinión ajena y el hecho de poder dar una opinión sin ser cuestionado, nada vuelve a ser igual. No hay peor prisión que encerrar tus ideas por temor a las represalias que puedan tomar por el simple hecho de emitir un criterio. En ese sentido principalmente es que hoy no me da la ecuación de ninguna manera con lo que pasa en Cuba y el trato que se le da a las personas que piensan diferente. 

Cuando antes escuchaba la palabra opositor, disidente, al momento venían acompañadas de adjetivos como mercenarios, enemigos, delincuentes y toda esa propaganda que por tanto tiempo nos han dicho

Cuando antes escuchaba la palabra opositor, disidente, al momento venían acompañadas de adjetivos como mercenarios, enemigos, delincuentes y toda esa propaganda que por tanto tiempo nos han dicho. Hoy sé que hay mucha gente buena, gente de bien que luchan por sus derechos de forma cívica y son maltratados, encarcelados, los separan de su trabajo y les hacen la vida imposible por el simple hecho de no estar de acuerdo con el sistema que hay en Cuba. (Incluso para los que argumentan que hay muchos opositores lucrando con el tema de Cuba, eso no le resta fuerza ni verdad a su mensaje).

Hoy yo condeno todo eso y, por mis principios, no lo acepto. No puede proyectarse el Gobierno como el protector de una mayoría aplastando a una minoría, reduciendola a cero, eso es criminal. Todas las conquistas sociales que siempre hemos mostrado con orgullo se opacan totalmente con esas persecuciones.

¿Hasta cuándo el Gobierno cubano va a seguir poniendo la ideología por encima de la realidad objetiva de la nación cubana? ¿Acaso no ven lo que pasa? El descontento general, la cantidad de cubanos que se van y los que quieren emigrar a cualquier parte. Acaso es tan complicado ver que no puede avanzar un país donde la prioridad en todos los ámbitos es la ideología y la propaganda? ¿Cuánto se gasta en actos y concentraciones masivas?.

En un país con tantos problemas económicos como el nuestro, ¿será eso lo que hace mas falta? Cuándo vamos todos a plantearnos de forma honesta si ese es el país que queremos realmente o si se puede mejorar, si podemos aspirar a algo mejor?

Cuáles son las esperanzas y sueños de los cubanos? Es inquietante ver la conformidad que muchos muestran, esos que en la mayoría de los casos son los más afectados. El cubano de a pie, que cada día se las ingenia para sobrevivir con su salario,tiene que despertar y darse cuenta que existen otras posibilidades. No puede seguir pensando que el culpable de todo es el bloqueo como nos han contado hasta ahora. No hay que llegar a la violencia para exigir tus derechos y oponerse a lo injusto. Reconocer que nos equivocamos, que hemos sido engañados es siempre difícil. 

Yo también puedo callar por conveniencia, la mayoría nos hacemos los de la vista gorda sabiendo lo que pasa a nuestro alrededor y solo actuamos cuando nos pisan los callos

Yo también puedo callar por conveniencia, la mayoría nos hacemos los de la vista gorda sabiendo lo que pasa a nuestro alrededor y solo actuamos cuando nos pisan los callos, pero hoy no lo puedo hacer. Soy uno más que se resiste a creer que no puede haber cosas mejores para todos los cubanos. 

Nuestra nación necesita que haya más justicia, que todos seamos tratados por igual ante la ley, que se incluyan a todos los cubanos en los proyectos de la nación, que se pueda vivir en paz a pesar de las diferencias ideológicas y desacuerdos políticos, que disentir no sea un delito, que no le prohiban la entrada a su país a cualquier cubano sin una razón de peso, que no le prohiban la salida de Cuba a un grupo de personas y la razón sea que están regulados por pensar diferente. Que la sociedad y la mayoría de los cubanos puedan vivir de forma honesta con su salario. Que la Constitución de mi país no sea una sirvienta del partido comunista y margine al que no se identifica con ese sistema, eso no es correcto. 

Quiero aclarar que este es un mensaje positivo, de amor, un criterio personal, no hay nada ni nadie más que yo y mis pensamientos detrás de todo esto. Sé el peso de mis palabras y asumo la responsabilidad de mis actos. 

Una vez más repito que siempre estaré agradecido por todo lo positivo que me ha aportado mi país, pero no puedo callar lo que siento por ese agradecimiento eterno. Lo poco que yo pueda aportar o decir será en base al respeto y en busca de unión. Él que se quiera alejar no hay ningún problema, ya lo han hecho varios y lo entiendo. Él que me conoce de verdad sabe como yo soy, prefiero decepcionar siendo honesto y consecuente a seguir ocultando ciertas cosas para no herir a ciertas personas, sobre todo seres muy queridos que no comparten mis ideas, prefiero quitarme las máscaras de una vez por todas.

___________________________________________________

Nota de la Redacción: Este texto ha sido publicado en el Facebook del autor, que nos autoriza la reproducción en 14ymedio.

Con apenas 18 años Lázaro Bruzón, originario de Las Tunas, fue campeón mundial juvenil.  Se hizo Gran Maestro en 1999 y poco tiempo después obtuvo el máximo título de la Federación Internacional de Ajedrez. En septiembre de 2018, con 36 años, fue expulsado de la preselección nacional de ajedrez por negarse a regresar a Cuba. En la actualidad vive en Misuri, Estados Unidos, e integra la nómina del equipo de ajedrez de la Universidad de Webster.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 25