Histórica remontada de los Vegueros

Pase lo que pase en el séptimo juego, la final de la Serie Nacional 55 será recordada durante mucho tiempo por la inédita hazaña del equipo pinareño, que, después de perder los tres primeros juegos, ganó los tres siguientes y, ahora, luchará por el triunfo en igualdad de condiciones contra unos Tigres que comenzaban a parecer invencibles.

Muchos se sorprendieron cuando los Vegueros ganaron el segundo juego, algo ya inusual, pero la tercera victoria, anoche, 7-3, tuvo todas las características de una alucinación o un milagro. El público del Cepero, aun viendo perder a sus favoritos, se mostraba satisfecho de asistir a una fiesta de buen béisbol. Como dijera Roger Machado, mentor local, ni Pinar le regaló los tres primeros partidos a Ciego ni Ciego le regaló los otros tres a Pinar.

Los visitadores comenzaron con tanta fiereza que en el primer episodio anotaron 5 carreras y ya en el segundo el juego estaba 6-1. A la altura del sexto, el extraordinario Yosvani Torres, con un centenar de lanzamientos, demostraba ser un pitcher a la altura de la situación, secundado por una ofensiva resuelta a no defraudarlo.

El mejor momento de los Tigres fue en el suertudo séptimo inning, cuando, obligados a jugar al batazo, le anotaron dos más al ídolo de Minas. Liván Moinelo lo relevó en el octavo, exhibiendo muy buena forma. Pinar jugaba como si no sintiera presión alguna y el ala verde de la muchedumbre, para el noveno, celebraba ya el delirante triunfo.

Fuimos todos testigos de la insólita proeza: vencieron los visitadores y la final quedó 3-3. Con Torres como ganador y Vladimir García como perdedor, Moinelo volvió a anotarse otro juego salvado. Yordanis Alarcón, Lázaro Ramírez y Guillermo Avilés dieron jonrón.

La incertidumbre sobre lo que sucederá hoy a partir de las 5 de la tarde no puede ser mayor, pues ninguno de los dos bandos ha perdido jamás un séptimo juego. Pero los Vegueros lo han ganado siempre si antes vencieron en el sexto. De ocurrir así, Gallardo, el mentor pinareño, sería el décimo primero en ganar una Serie Nacional en su debut como director.

Los Tigres buscan hoy su tercer campeonato en el clásico cubano, pues derrotaron a los Leones en 2012 y el año pasado se impusieron ante unos difíciles Piratas. Pinar, por su parte, quiere su quinta corona, después de haber ganado las series de 1997, 1998, 2011 y de 2014, y también, con el nombre de Vegueros, las de 1978, 1981, 1982, 1985, 1987 y 1988.

Según los managers, por Pinar abrirán hoy Vladimir Baños o Erlis Casanova y, por Ciego, Dachel Duquesne o Lázaro Blanco.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0