Una delegación de Gobierno colombiano viaja a La Habana para retomar contacto con FARC

Los liberados se encuentran en el Hospital Militar Central y su estado de salud es adecuado

(EFE).- Negociadores del Gobierno colombiano viajarán este lunes a Cuba para retomar contactos con la guerrilla de las FARC tras la liberación este domingo del general Rubén Darío Alzate y sus dos acompañantes, cuyo secuestro ocasionó la suspensión de los diálogos de paz, informaron fuentes oficiales.

Los tres liberados se encuentran en el Hospital Militar Central de Bogotá y no hablarán hasta que concluya el protocolo de valoración de su salud. Sin embargo, un portavoz, el coronel Galvis, informó de que su "estado de salud es adecuado"."El protocolo incluye valoraciones médicas, valoraciones psicológicas y, de acuerdo como sean los resultados, también incluyen exámenes de laboratorio clínico y unos test psicológicos", apuntó.

El jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, dijo la noche del domingo en una declaración leída después de una reunión con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, "que parte de la delegación del Gobierno viajará mañana" a La Habana "para tener una reunión de dos días, igualmente con parte de la delegación de las FARC en esa ciudad".

Según De la Calle, el propósito de esta reunión es el de hacer, al lado de Cuba y Noruega, países garantes del proceso de paz iniciado hace dos años en La Habana, "una evaluación relacionada con los hechos recientes y que conoce la opinión pública".

Esto significa que no será un reinicio inmediato del ciclo 31 de diálogos, centrado en el tema de víctimas, que debía haber comenzado el pasado 18 de noviembre, sino que será una aproximación para retomar el contacto.

Los diálogos de paz del Gobierno colombiano y las FARC fueron suspendidos por Santos el pasado 17 de noviembre, horas después de que las FARC secuestraran al general Alzate, el cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego en una zona selvática del departamento del Chocó (noroeste).

El presidente había condicionado el regreso de su equipo negociador a Cuba a la liberación del general y sus acompañantes, así como de los soldados César Rivera y Jonathan Díaz, apresados en Arauca, en la frontera este con Venezuela el 9 de noviembre.

Una misión humanitaria del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y delegados de Cuba y Noruega recibió el pasado 25 de noviembre a los dos soldados en Arauca y el domingo hizo lo mismo con el general, el cabo y la abogada en el Chocó.

"Desde la perspectiva de la delegación del Gobierno, también provocaremos una evaluación de fondo, completa, desde un principio de las conversaciones, con el ánimo de lograr mayor eficacia en los diálogos, con el ánimo de decidir hechos de paz, con el ánimo de buscar decisiones prontas sobre lo que hemos llamado el 'desescalamiento' del conflicto", agregó el jefe negociador.

Antes de que los diálogos fueran suspendidos, las partes habían mencionado la necesidad de reducir la intensidad del conflicto armado

Antes de que los diálogos fueran suspendidos, las partes habían mencionado la necesidad de reducir la intensidad del conflicto armado, a la que se refieren como "desescalamiento".

"Esa evaluación global será hecha también por parte de la delegación del Gobierno en estos dos días", agregó el jefe negociador en su declaración.

La delegación que viajará a La Habana no estará formada por la totalidad del equipo negociador sino por De la Calle, el alto comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, y dos generales en retiro, Jorge Humberto Mora, del Ejército, y Óscar Naranjo, de la Policía, dijeron a Efe fuentes cercanas al proceso.

De la Calle aprovechó la ocasión para informar de que tanto en las liberaciones de los soldados en Arauca, como en la del general y sus acompañantes en el Chocó, "vinieron a Colombia miembros de la Mesa de Conversaciones en representación de las FARC, por autorización del Gobierno, con el ánimo de garantizar la operación, la seguridad de las personas, la vida de las víctimas".

Esos representantes son los comandantes alias "Carlos Antonio Lozada", que entregó a la CICR los soldados en Arauca, y "Pastor Alape", alias de Félix Antonio Muñoz Lascarro, que intervino hoy en la liberación del general en el Chocó.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1