EE UU y Cuba mantienen su segunda ronda de negociación para retomar relaciones

Kerry asegura que Washington no negociará la posibilidad de sacar a la Isla de la lista de países patrocinadores del terrorismo

Las delegaciones de EE UU y Cuba reunidas en Washington. (Departamento de Estado de EE UU)
Las delegaciones de EE UU y Cuba reunidas en Washington. (Departamento de Estado de EE UU)

(EFE).- Estados Unidos y Cuba iniciaron este viernes en Washington su segunda ronda de negociación para el restablecimiento de sus relaciones diplomáticas, que estará centrada fundamentalmente en la reapertura de embajadas en los respectivos países.  El secretario de Estado de EE UU, John Kerry, dijo que la delegación de EE UU en las conversaciones no negociará la posibilidad de sacar a la Isla de la lista de países patrocinadores del terrorismo que elabora Washington, porque ese proceso debe resolverse por separado.

La secretaria de Estado adjunta de Estados Unidos para América Latina, Roberta Jacobson, y la directora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal, encabezan las delegaciones que se reúnen en el Departamento de Estado desde las 9.00 horas (14.00 GMT). Está previsto que las conversaciones de esta segunda ronda, que dura únicamente un día, se alarguen hasta pasado el mediodía y terminen con sendas conferencias de prensa, a partir de las 16.00 horas (21.00 GMT).

Ni Jacobson ni Vidal ofrecieron declaraciones a la prensa al comienzo de la reunión, aunque el portavoz de la sección de intereses de Cuba en Washington, Juan Jacomino, dijo a la web oficial cubana Cubadebate que "el clima del diálogo es positivo, constructivo y respetuoso".

Un portavoz de la sección de intereses de Cuba en Washington dijo que "el clima del diálogo es positivo, constructivo y respetuoso"

Durante su primer encuentro en Cuba, los pasados 21 y 22 de enero, las delegaciones de ambos países intercambiaron propuestas sobre las cuotas de personal diplomático de las embajadas y el tipo de acreditación que tendrá el resto de personal de la misión.

En esta ocasión, las delegaciones pretenden avanzar sobre esas propuestas para crear una hoja de ruta clara para el establecimiento de las embajadas, que probablemente se abrirían en los mismos edificios que ahora ocupan las secciones de intereses de cada país en Washington y La Habana.

La delegación cubana condiciona la reapertura de las embajadas a la retirada de la Isla de la lista de países patrocinadores del terrorismo que elabora el Departamento de Estado y la solución a los problemas bancarios de su misión en Washington, según dijo el miércoles el "número dos" de Vidal, Gustavo Machín.

"Estas son negociaciones normales relacionadas con el movimiento de diplomáticos, acceso, viajes, cosas diferentes, un proceso muy técnico", dijo Kerry en una conferencia de prensa junto a la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf. "La designación como Estado patrocinador del terrorismo es un proceso separado. No es una negociación", añadió.

"La designación como Estado patrocinador del terrorismo es un proceso separado. No es una negociación", dijo Kerry

Washington incluye a Cuba desde 1982 en la lista de estados patrocinadores del terrorismo que elabora anualmente el Departamento de Estado, lo que supone la imposición de sanciones como la prohibición de la venta y exportación de armas, prohibición de ayuda económica y restricciones a las transacciones financieras entre ciudadanos. El Gobierno cubano asegura que no hay razones para permanecer en esa lista y está previsto que la delegación cubana que asiste a las negociaciones insista en condicionar su salida de esa categoría a la reapertura de embajadas en las respectivas capitales.

El proceso de retirada requiere una notificación formal del presidente de EE UU, Barack Obama, al Congreso, que tiene desde entonces 45 días para estudiarla. Antes de llegar a esa notificación, EE UU debe llegar a la conclusión de que "durante los últimos seis meses, el país en cuestión no se ha implicado en el apoyo, asistencia o complicidad en actos terroristas internacionales", explicó hoy Kerry. Además, es necesario contar con un compromiso del Gobierno en cuestión de que no tiene intención de involucrarse o apoyar el terrorismo en el futuro

Las razones de EE UU para mantener hasta ahora a Cuba en la lista -en la que comparte espacio únicamente con Irán, Sudán y Siria- son su presunta acogida de miembros de la organización terrorista vasca ETA y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), además de algunos fugitivos de la justicia estadounidense. 

Si las conversaciones prosperan, también se determinarán fechas concretas para que expertos de las dos naciones aborden según su especialidad los temas de interés y preocupación tanto de Washington como de La Habana, entre ellos un diálogo sobre derechos humanos.

Las conversaciones buscan dar seguimiento al anuncio del pasado 17 de diciembre por el que los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de Estados Unidos, Barack Obama, se comprometieron a iniciar un proceso para normalizar sus relaciones diplomáticas, rotas en 1961.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5