Piden la intervención de organismos internacionales para liberar al rapero Denis Solís

Prisoners Defenders integra un expediente recopilando las irregularidades del proceso

El rapero Denis Solís cumple condena en el Combinado del Este, en La Habana, una cárcel de máxima seguridad. (Facebook)
El rapero Denis Solís cumple condena en el Combinado del Este, en La Habana, una cárcel de máxima seguridad. (Facebook)

Cuban Prisoners Defenders (CPD) informó este lunes de que ha remitido un expediente sobre el caso de Denis Solís a "varios organismos oficiales internacionales" para solicitar una intervención urgente por la libertad del joven rapero injustamente encarcelado.

La ONG con sede en Madrid asegura que el informe, elaborado con la colaboración de familiares, amigos y un equipo de juristas, "ha recibido ya respuesta positiva".

El expediente, centrado en el proceso legal, recuerda que Denis Solís González, miembro del Movimiento San Isidro (MSI), fue detenido el pasado 6 de noviembre por un agente que irrumpió en su casa sin orden judicial, sin explicación y sin identificarse, tal y como grabó el propio rapero y se difundió en redes sociales ese mismo día.

La autoridad, asegura Prisoners Defenders, violó el propio Código Penal cubano. "La policía antes de entrar al inmueble debió cumplir los siguientes pasos reglamentarios: identificarse como ordena el reglamento, explicar de forma oral el motivo de su presencia a los moradores, contactar con Denis Solís para notificar el motivo y, en caso de que lo hubiera, exhibir el modelo de denuncia o notificación y realizar la misma solicitando la firma del destinatario. En caso de recibir negativas de Denis Solís regresar, y acordar con la autoridad competente las acciones derivativas a realizar en el orden legal. Nada de ello tuvo lugar", detalla el texto.

Por el contrario, el propio video que grabó Solís sirvió de base "arbitraria" para la acusación de "desacato", que tuvo lugar tan solo tres días después. Privado de libertad cautelarmente, fue sometido a juicio el 11 de noviembre por el "procedimiento sumarísimo de Atestado Directo, sin asistencia de abogado defensor ni la presencia y conocimiento del hecho de sus familiares y amistades" y condenado a ocho meses de cárcel.

"El delito por el que Denis fue juzgado es de naturaleza común" y no había fundamento legal para celebrar el juicio "a espalda de los más interesados en su resultado final"

La organización hace hincapié en que desde el momento de su detención, el 9 de noviembre, sufrió una "incomunicación dolosa" durante más de una semana que disminuyó aún más sus posibilidades de defensa. Ello le impidió, por ejemplo, ejercer el recurso de apelación ante el tribunal superior, pues tras el juicio solo disponía de tres días para ejercer la apelación "y su familia ni siquiera conoció el delito hasta varios días después, cuando recibieron la respuesta al habeas corpus".

Ese habeas corpus lo puso en marcha el artista Luis Manuel Otero Alcántara, uno de los líderes del MSI, al no recibir noticias de Solís. La respuesta data del 11 de noviembre pero fue entregado a los amigos de Solís más de cinco días después, haciendo imposible la apelación.

La incomunicación tampoco permitió a Solís, dice el documento, conseguir un abogado dentro de prisión.

Un juicio como el del rapero, "celebrado sin las garantías de la publicidad conforme la ley exige a los tribunales hacerlo, notificando a las partes por escrito cualquier incidente al respecto", resume Prisoners Defenders, "agrede la garantía universal de publicidad recogida incluso en la propia Ley de Procedimiento Penal de Cuba".

Ello es una prueba más del carácter político del proceso de Solís, concluye CPD, pues "el delito por el que Denis fue juzgado es de naturaleza común" y no había fundamento legal para celebrar el juicio "a espalda de los más interesados en su resultado final".

El informe también recopila el historial de detenciones arbitrarias y hostigamientos a los que lleva sometido el joven desde hace años, como miembro de organizaciones opositoras pacíficas.

La detención y encarcelamiento de Solís fue el origen de la protesta de algunos miembros del MSI, que se acuartelaron en huelga de hambre en la sede del colectivo, en La Habana Vieja, durante más de una semana. De ella fueron desalojados con violencia por agentes vestidos de sanitarios el pasado 26 de noviembre, lo cual provocó, a su vez, la solidaridad de más de 300 artistas que al día siguiente se concentraron frente al Ministerio de Cultura para pedir diálogo con las autoridades.

Una treintena de ellos logró reunirse con el viceministro Fernando Rojas, pero desde entonces, tanto los artistas del MSI como otros activistas solidarios con su causa no han dejado de ser hostigados por la Seguridad del Estado.

Denis Solís, mientras tanto, sigue cumpliendo su condena. Fue trasladado, el pasado 8 de diciembre de la prisión de Valle Grande, en La Habana, al Centro Penitenciario del Combinado del Este, una cárcel de máxima seguridad.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez colaborando económicamente con nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 9