Los médicos cubanos se atribuyen la bajada de la letalidad del covid en México

Regresan a la Isla 17 de los 50 sanitarios destinados en San Vicente y Granadinas

Contingente de médicos cubanos recién regresados de San Vicente y Granadinas. (Minsap)
Contingente de médicos cubanos recién regresados de San Vicente y Granadinas. (Minsap)

A pesar de los escándalos internacionales y las críticas en los países allá donde son destinadas, el Gobierno cubano vuelve a sacar pecho por sus misiones médicas. En un encuentro virtual este viernes entre Miguel Díaz-Canel y varios centenares de integrantes de la Brigada Henry Reeve destinados en México y Panamá, los sanitarios se atribuyen, incluso, haber bajado la letalidad del covid-19.

Según el doctor Julio Guerra Izquierdo, enviado a la capital mexicana el pasado diciembre, cuando llegaron la letalidad en las instituciones en las que trabajaban –casi todas militares– se encontraba en 27%. "Con el trabajo arduo de nuestros colaboradores, se pudo reducir al finalizar, a los cuatro meses, a 9,7% la letalidad", aseguró en su intervención.

Los profesionales cubanos se desempeñaron, mencionó el locutor del informativo televisivo, "con humildad, ética y profesionalismo". "Nuestro mensaje fue siempre, desde el inicio, vinimos a ayudar, a seguir sus protocolos, a seguir sus guías", precisó Yoannes Solano Fonseca, de la brigada en Panamá.

Los profesionales cubanos se desempeñaron, mencionó el locutor del informativo televisivo, "con humildad, ética y profesionalismo"

A este país llegó, el pasado 24 de diciembre, un contingente de 220 médicos especialistas cubanos, merced a un acuerdo bilateral que, por un período de tres meses prorrogables, tendría un costo mensual de 591.197 dólares, según una resolución oficial difundida entonces por medios locales.

Esta contratación fue criticada por organizaciones como Human Rights Watch, cuyo director para América Latina, José Miguel Vivanco, pidió al Gobierno panameño "no desentenderse" de la violación a los derechos humanos que suponen las misiones médicas.

En México, por su parte, la importación de brigadas Henry Reeve estuvieron caracterizadas por la polémica y la opacidad. El pasado 15 de marzo, se supo que el Gobierno mexicano había pagado un millón y medio de dólares más de lo que en un principio había dicho (unos seis millones) por 585 sanitarios de la Isla que habían estado trabajando entre abril y julio de 2020, y una docena de asociaciones médicas mexicanas publicaron el año pasado una carta dirigida a López Obrador en la que protestaban por la contratación de los cubanos, que consideraban "una falta grave en contra de los profesionales de la salud". Además, una investigación llevada a cabo por el portal Latinus reveló que los sanitarios cubanos trabajaron indocumentados.

"Es muy significativo, cuando el mundo, incluso el primer mundo, el mundo desarrollado, ha hecho muy poco para que el resto de los países tenga acceso a medicamentos, a las vacunas, a estrategias que puedan aportar una mejor solución al enfrentamiento de la pandemia, ustedes llegan desde una pequeña isla, asediada brutalmente en medio de esta pandemia por el Gobierno de los Estados Unidos, y brindan esta luz de manera tan generosa y tan profesional", dijo Díaz-Canel en la reunión virtual.

El mandatario no hizo alusión, sin embargo, al Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19 (Covax), auspiciado por la Organización Mundial de la Salud, la Unión Europea y el Gobierno de Francia, para que los países más desfavorecidos tengan opción a los antídotos contra el coronavirus, al que el Gobierno de Cuba renunció en favor de apostar por sus propios candidatos vacunales, aún en fase experimental. Tampoco mencionó la ayuda humanitaria procedente de Estados Unidos, que en 2020 fue de cuatro millones y medio de dólares, ni la importación de medicamentos del mismo país, de 936.000 dólares ese mismo año.

El mandatario no hizo alusión al fondo Covax, al que renunció Cuba, ni a la ayuda humanitaria e importaciones procedentes de Estados Unidos

El Gobierno cubano, a diferencia de otras ocasiones, no informó del regreso de la última misión en México. Lo hizo el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, el pasado 27 de abril, cuando agradeció a Díaz-Canel telefónicamente "por el apoyo" para enfrentar la pandemia.

Días antes, Prensa Latina había dedicado una amplia nota al trabajo de los cubanos en México, que se declararon "satisfechos por el deber cumplido". Algunos compartieron con la agencia oficial videos en los que se apreciaba que estaban leyendo un texto preparado. "Pronto estaré en mi tierra", decía uno de ellos, sin especificar la fecha concreta.

La prensa oficial sí informó, por otra parte, del regreso, este jueves, de 17 de los 50 médicos que fueron enviados a San Vicente y Granadinas para prestar ayuda tras la erupción del volcán La Soufrière, que ha afectado a la capital y el norte de este país.

El Ministerio de Salud Pública no dio detalles de la misión más allá de destacar "la tranquilidad y el trabajo mancomunado de los especialistas cubanos y la disciplina que reinó en el momento de evacuarlos".

Tras atravesar una fase de gran peligro, hace dos semanas las autoridades de San Vicente y Granadinas degradaron el nivel de alerta de rojo a anaranjado, el tercero de mayor escala, que significa que supone que existe un alto nivel de sismos en la zona o erupción de gases, o ambos sucesos al mismo tiempo.

En alerta naranja, las erupciones podrían ocurrir dentro de las siguientes 24 horas de la advertencia.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 32