EE UU deportará a los cubanos extendiendo el polémico Título 42 de Donald Trump

El presidente Joe Biden anunció que el domingo visitará la frontera con México en El Paso, Texas

El presidente estadounidense, Joe Biden, acompañado de su vicepresidenta, Kamala Harris, durante la rueda de prensa este jueves en la Casa Blanca. (Captura)
El presidente estadounidense, Joe Biden, acompañado de su vicepresidenta, Kamala Harris, durante la rueda de prensa este jueves en la Casa Blanca. (Captura)

Estados Unidos devolverá a México a migrantes cubanos, nicaragüenses y haitianos bajo el llamado Título 42, una polémica normativa implementada por el anterior presidente, Donald Trump, durante la pandemia del coronavirus y que permite deportaciones rápidas.

A cambio, como adelantó la agencia Reuters este jueves, el Gobierno estadounidense ampliará su programa de "permisos humanitarios" del que se beneficiaban los venezolanos, cubanos, nicaragüenses y haitianos, con un cupo de 30.000 admisiones al mes. De igual modo, México se comprometió a aceptar a 30.000 migrantes al mes que sean expulsados por EE UU.

"Mi mensaje es este: si usted está intentando salir de Cuba, Nicaragua o Haití, no se presente en la frontera. Quédese donde está y haga la solicitud de forma legal", pidió el presidente en una rueda de prensa en la Casa Blanca, quien informó de los pasos que se pueden seguir.

Para todos aquellos que estén a las puertas de EE UU, en una frontera terrestre, pide que antes soliciten asilo mediante la app CBP One. "Si la solicitud es denegada o si intentan entrar en Estados Unidos ilegalmente, serán devueltos a México y ya no podrán optar al programa".

El mandatario calificó el nuevo esquema de "ordenado, seguro y humano" y aseguró, basándose en la experiencia con venezolanos, que funciona.

"No podemos impedir a la gente hacer el viaje, pero sí podemos pedirles que vengan de una manera ordenada bajo las leyes de EE UU"

"Tenemos que reconocer que mientras América sea tierra de libertad y oportunidades, la gente va a intentar venir aquí. Eso es lo que muchos de nuestros antepasados hicieron, y no es una sorpresa que esté pasando de nuevo hoy", expresó Biden. "No podemos impedir a la gente hacer el viaje, pero sí podemos pedirles que vengan de una manera ordenada bajo las leyes de Estados Unidos".

Las nuevas medidas, advirtió el presidente, "mejorarán las cosas, pero no solucionarán el problema de la frontera completamente, hay que hacer más", y aludió a la aprobación por parte del Congreso del presupuesto para un programa más extenso de migración.

En la misma comparecencia, Biden anunció que el domingo visitará él mismo la frontera con México en El Paso, Texas, para atender, dijo, las necesidades de las autoridades locales.

La norma eleva a ocho las nacionalidades sujetas a la restricción del Título 42, al que se sumaron los venezolanos el pasado octubre y al que están sometidos mexicanos, hondureños, guatemaltecos y salvadoreños. Como parte de un acuerdo, México aceptará a 30.000 migrantes al mes que sean expulsados por EE.UU.

Podrán acogerse a este programa aquellos migrantes que cumplan una serie de requisitos, como tener un patrocinador o no haber cruzado de manera irregular por Panamá o México.

Al mismo tiempo, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) anunció mayores penalizaciones para las personas que crucen la frontera de manera irregular.

El secretario de DHS, Alejandro Mayorkas, adelantó que, junto con el Departamento de Justicia, propondrá una nueva regla que impondrá un veto de cinco años de entrada a EE UU a las personas que crucen de manera irregular la frontera, y que no hayan solicitado el programa humanitario ni pedido asilo en un tercer país que hayan atravesado en su viaje hacia el norte.

La norma será publicada pronto, aseguró Mayorkas a los reporteros.

Esta norma se asemeja a una medida propuesta por el Gobierno de Trump, conocida como "tercer país seguro", que buscaba restringir el asilo a los migrantes que hubieran viajado por tierra hacia EE UU y que no hubieran pedido refugio en otro país, solicitar asilo.

Preguntado por este símil, Mayorkas señaló que "no existe similitud" con la norma propuesta por el anterior Ejecutivo, porque "se han creado vías legales de entrar" y existen algunas excepciones para que los migrantes puedan solicitar asilo en la frontera.

Trump también dijo que, de ser elegido, pedirá al Congreso que permita aplicar la pena de muerte contra traficantes de personas

Trump, dicho sea de paso, también ha arremetido contra el actual mandatario este jueves. El ex presidente publicó un video en el que acusa a Joe Biden de estar "del lado de los cárteles" de la droga por su política migratoria.

"Las políticas en la frontera de Biden son una traición mortal a nuestra nación. Cuando yo sea presidente, la política de Estados Unidos será la de acabar con los cárteles, de la misma manera en que acabamos con el Estado Islámico", dijo el ex mandatario en su red social Truth Social.

El republicano, que en noviembre anunció que se presentaría como candidato a ocupar de nuevo la Casa Blanca en 2024, puso en valor su política migratoria cuando estaba al frente del Gobierno, asegurando que la frontera era mucho más segura hace dos años.

Trump también dijo que, de ser elegido, pedirá al Congreso que permita aplicar la pena de muerte contra traficantes de drogas y de personas.

Por su parte, un grupo de cuatro influyentes senadores demócratas, incluyendo el legislador por el estado de Nueva Jersey Bob Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, rechazaron las medidas.

"Continuar utilizando esta política fallida e inhumana de la era Trump no hará nada para restaurar el Estado de derecho en la frontera", escribieron Menéndez, Ray Luján, Alex Padilla y Cory Booker en un comunicado.

Grupos en defensa de los derechos humanos también criticaron el anuncio, acusando al Gobierno Biden de estar violando la propia ley estadounidense y el derecho internacional.

"Esta subversión de los derechos humanos y de la ley sobre refugiados es una mancha en el Gobierno del presidente Joe Biden y provocará un daño imborrable a vidas humanas", dijo Eleanor Acer, directora del programa de refugiados de la organización Humans Right First.

El director ejecutivo de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos, criticó a la Administración de Biden asegurando que "abrir una ventana chica para unos pocos refugiados y personas que buscan asilo, al tiempo que se le cierra la puerta en la cara a la mayoría, no es ético ni la solución a la situación actual en la frontera".

De acuerdo a la ley de EE UU, para solicitar asilo es necesario estar presente físicamente en suelo estadounidense.

El DHS justificó la expansión del Título 42 a estas otras tres nacionalidades citando una reducción del 90% en el número de arrestos de venezolanos en la frontera después de que comenzó a aplicar la restricción en octubre.

Sin embargo, cientos de migrantes de este país siguen entrando al país por cruces ilegales, sin ser detectados por las autoridades migratorias y viéndose expuestos a situaciones de mayor riesgo.

"El Título 42 es un fracaso. Solo ha animado a los migrantes a cruzar de manera repetida y en áreas cada vez más remotas y peligrosas", dijo Marisa Limón Garza, directora ejecutiva de la organización Las Américas, en un comunicado.

Desde que entró en vigencia en 2020, la normativa ha permitido el arresto de más de 2,5 millones de migrantes, según datos del International Rescue Comittee.

"Continúa desarrollándose una crisis humanitaria que empeora, una que la Administración Biden ignora en gran medida"

Mientras tanto, el senador republicano por Florida Marco Rubio solicitó este jueves apoyo del Gobierno federal ante la llegada masiva de inmigrantes al sur de Florida, especialmente a lo largo de las costas de los Cayos de este estado, que en los últimos tres días ha superado el millar de indocumentados.

En una carta dirigida al jefe del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS), Alejandro Mayorkas, Rubio especifica que "desde el 30 de diciembre de 2022, al menos 500 cubanos y más de 200 haitianos han llegado por mar a los Cayos de Florida, abrumando los recursos locales".

Rubio hace referencia en su misiva al cierre del Parque Nacional Dry Tortugas, una isla remota en pleno Golfo de México, ante la llegada de 364 migrantes, mayormente cubanos, durante el pasado fin de semana.

"Continúa desarrollándose una crisis humanitaria que empeora, una que la Administración Biden ignora en gran medida", escribe Rubio en su carta fechada el mismo día en que el presidente alertó sobre la expulsión de migrantes que entren de manera irregular al país.

"Esta situación es el resultado predecible de las políticas de fronteras abiertas de esta administración, donde, como resultado, los migrantes arriesgan sus vidas en botes improvisados. Ese mensaje se ha complementado con medidas de seguridad fronteriza laxas y una aplicación débil de nuestras leyes de inmigración", aseveró el senador.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 46