Ucrania denuncia el bombardeo de una escuela con civiles dentro en Mariúpol

Rusia destruye base militar en el noroeste de Ucrania y vuelve a usar un misil Kinzhal

El papa Francisco pide de todos para que cese "esta guerra repugnante"

La UE condena el rapto de periodistas y funcionarios ucranianos por tropas rusas

Columnas de humo salen de una zona residencial en Mariúpol, donde este domingo se denuncia un ataque contra una escuela. (EFE)
Columnas de humo salen de una zona residencial en Mariúpol, donde este domingo se denuncia un ataque contra una escuela. (EFE)

(EFE).- El ayuntamiento de Mariúpol (sureste de Ucrania) denunció este domingo el bombardeo por parte de fuerzas rusas de una escuela de arte que servía de refugio a 400 personas, entre ellos mujeres, ancianos y niños.

En un comunicado publicado en Telegram se asegura que todavía hay gente entre los escombros y no se dan datos sobre el número de muertos y heridos.

El comunicado acusa a los rusos de cometer crímenes de guerra como ya lo había hecho el presidente Volodomir Zelensky en su alocución nocturna. "El sitio de Mariúpol pasará a la historia por la responsabilidad rusa en crímenes de guerra", dijo Zelensky.

Los ataques a Mariúpol se han endurecido y el Gobierno ucraniano ha admitido que actualmente no tiene posibilidad de enviar refuerzos militares. Olexij Arestowytsch, asesor de Zelensky, dijo que las fuerzas más cercanas están a más de 100 kilómetros de distancia o ya involucradas en luchas con el enemigo. "Actualmente no hay una solución militar para Mariupol. No es solo mi opinión, es también la opinión de los militares".

Según las autoridades 4.128 personas han logrado huir de la ciudad sitiada a través de corredores. El ayuntamiento también ha asegurado que miles de personas han sido deportadas por los agresores a Rusia.

"El sitio de Mariupol pasará a la historia por la responsabilidad rusa en crímenes de guerra", dijo Zelensky

Mientras que el Ministerio de Defensa de Rusia afirmó este domingo haber destruido una base militar en la región de Zhitomir, en el noroeste de Ucrania y limítrofe con Bielorrusia, donde se encontraban "más de un centenar de efectivos de fuerzas especiales ucranianas y mercenarios extranjeros".

Según señaló el portavoz de la cartera, Ígor Konashénkov, la base servía de "centro de entrenamiento" para los combatientes extranjeros, que estaban acompañados por militares ucranianos.

Las fuerzas rusas también volvieron a disparar misiles hipersónicos Kinzhal, por segunda vez desde el inicio de la campaña militar en Ucrania, para destruir "un gran almacén de combustible y lubricantes" en la localidad de Konstantinovka, en el sur del país.

"Desde esa base se efectuaban los principales suministros de combustible para vehículos blindados ucranianos en áreas de combate en el sur de Ucrania", dijo el portavoz castrense.

Además, misiles de crucero Kilibr lanzados desde el mar Negro destruyeron talleres de reparación de vehículos blindados en territorio ucraniano. Durante la noche, fueron lanzados disparos contra 60 instalaciones militares, resumió Konashénkov. 

El Ministerio de Defensa de Rusia afirmó haber destruido una base militar en la región de Zhitomir, donde se encontraban "más de un centenar de efectivos de fuerzas especiales ucranianas y mercenarios extranjeros"

El papa Francisco suplicó este domingo a la comunidad internacional que se comprometa a que cese la guerra en Ucrania tras la invasión de Rusia, que calificó de "repugnante" y una "masacre insensata", tras rezar el ángelus en la plaza de San Pedro.

"No se detiene la violenta agresión contra Ucrania, una masacre insensata donde cada día se repiten atrocidades y no hay justificación para esto. Suplico a los actores de la comunidad internacional para que se comprometan para que cese esta guerra repugnante", dijo.

El pontífice lamentó que de nuevo esta semana se han lanzado "misiles y bombas contra ancianos, niños, madres, mujeres embarazadas" y recordó que este sábado visitó el hospital Bambino Gesu donde se encuentran algunos niños ucranianos ingresados victimas de los bombardeos y pudo comprobar como "a uno le habían amputado un brazo y otro estaba herido en la cabeza".

Y también recordó a los millones de refugiados que huyen de las bombas y que han perdido todo, y expresó "su dolor" por los que no pueden escapar. "Ancianos, niños, personas frágiles se quedan a morir bajo las bombas sin recibir ayuda y sin la seguridad, ni siquiera de un refugio antiaéreo", explicó Francisco. "Es una crueldad, inhumana y sacrílega", repitió Francisco en uno de sus llamamientos más duros desde que empezó la guerra, aunque, de nuevo, sin citar a Rusia.

Entre los casos más destacados mencionó el de Oleg Baturin, director del medio de comunicación "Novy Den", o el de la periodista de "Hromadske" Victoria Roshchyna

En tanto, la Unión Europea condenó "con la mayor firmeza posible" las detenciones y secuestros de periodistas, activistas de la sociedad civil, funcionarios locales y otros civiles en Ucrania por parte de las tropas de ocupación rusas y sus representantes.

En un comunicado Peter Stano, portavoz del alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell insistió en que "estos preocupantes acontecimientos" suelen afectar a los voluntarios que intentan ayudar a sus comunidades con alimentos, medicinas y agua, así como a los periodistas "que exponen la verdad sobre los acontecimientos sobre el terreno".

Entre los casos más destacados mencionó el de Oleg Baturin, director del medio de comunicación "Novy Den", o el de la periodista de "Hromadske" Victoria Roshchyna, así como los de la activista Olha Haisumova y Serhii Tsyhipa, desaparecidos en los últimos días y semanas.

"Los ocupantes rusos continúan con su deplorable táctica de secuestrar a representantes de las administraciones municipales y regionales", agregó.

Entre ellos, el alcalde de Dniprorudny, Yevgen Matveyev; el presidente del Consejo de Distrito de Melitopol, Sergii Pryima; la alcaldesa de Ivankiv, Tetiana Svyrydenko; el jefe adjunto de la administración civil-militar de Shchastia, Volodímir Tiurin; el secretario del Consejo de la ciudad de Skadovsk, Yuriy Paliukh, o el miembro del personal de respuesta a emergencias Oleksii Danchenko.

Por otra parte, aseguró que la UE "toma nota" de la liberación del alcalde de Melitopol, Iván Fedorov, previamente secuestrado, y del alcalde de Velykoburlutska, Viktor Tereshchenko, y exigió asimismo la "inmediata liberación de todos los ciudadanos ucranianos detenidos ilegalmente por las fuerzas de ocupación rusas".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 22