El agua está por todas partes en Cienfuegos, menos en la pila

La falta de abasto contrasta con la situación de los embalses de la Isla, que se encuentran al 83% de su capacidad

Habitantes de la localidad tienen que almacenar agua de lluvia con cubos ante la deficiencia del abasto. (14ymedio)
Habitantes de la localidad tienen que almacenar agua de lluvia con cubos ante la deficiencia del abasto. (14ymedio)

Son las cuatro de la tarde en Cienfuegos y comienza el chaparrón. Mientras los truenos retumban sobre su vieja casa cerca del parque José Martí, en el corazón de la ciudad, la maestra Liuzmila Chacón coloca con mucha prisa unos viejos recipientes para almacenar toda el agua de lluvia que pueda.

"Desde hace dos días no llega el agua a la pila. A veces viene con más fuerza y con esta pequeña turbina logro que suba a la altura de la pluma, pero la mayoría de las veces tengo que agacharme para ir llenando cubo a cubo los tanques", explica.

El problema en el centro histórico de la ciudad de Cienfuegos no es algo nuevo, pero contrasta con la situación actual, en la que los embalses de la Isla se encuentran al 83% de su capacidad tras la abundantes lluvias. Durante décadas los cienfuegueros han tenido que ingeniárselas para arrancarle unas gotas más a las viejas tuberías que se instalaron durante la era republicana.

"El hospital provincial se queda sin agua a las 10 de la noche todos los días. Incluso la sala de operaciones de urgencia. Los médicos y las enfermeras tienen que lavarse las manos con bolsas de suero fisiológico por la situación tan crítica que tenemos", dice bajo condición de anonimato una enfermera. La situación es tan dramática que el agua para la limpieza de los quirófanos la almacenan en un pequeño tanque para garantizar el suministro.

"El hospital provincial se queda sin agua a las 10 de la noche todos los días. Incluso la sala de operaciones de urgencia", señala una enfermera

Pablo Fuentes Chaviano, delegado de Recursos Hidráulicos en la provincia, explicó al semanario 5 de Septiembre que el problema radica en que la conductora de agua que está en Paso Bonito tiene 50 años, con un considerable grado de deterioro. A esto se suman dos estaciones más que han colapsado: una porque se quemó una turbina hace tres meses y otra porque se instaló una bomba inadecuada.

"En el caso de Paso Bonito hay cuatro bombas. Una de ellas es de refuerzo y cuando hay déficit, como es el caso, entramos con esa al sistema para fortalecer la ruta de El Túnel y a la ciudad. Esa también está quemada desde las afectaciones de [la tormenta subtropical] Alberto. No se ha podido arreglar", según el funcionario.

"En esta cuadra hay como diez personas que tienen turbinas para subir el agua, por eso no nos llega a los demás", dice Caridad (Caruca), una anciana jubilada que preside uno de los Comités de Defensa de la calle Casales.

En la última semana la prensa local publicó reportajes sobre la difícil situación en que se encuentra la ciudad. Algunas zonas de Cienfuegos llevan hasta 30 días sin recibir agua, por lo que los vecinos tienen que alquilar pipas o abastecerse en las pocas que envía el Gobierno.

Algunas zonas de la ciudad llevan hasta 30 días sin agua. (5 de Septiembre)
Algunas zonas de la ciudad llevan hasta 30 días sin agua. (5 de Septiembre)

"Con las pipas siempre hay tremenda cola. La indisciplina social está a la orden del día", dice Caruca, quien dice conocer a vecinos que compran "pipas por la izquierda" a 20 CUC.

Orlando López Torres, director de ingeniería de Acueducto y Alcantarillado, asegura que "de los 860 litros por segundo que se disponía como media para distribuir en la ciudad, solo entran hoy 760".

Atribuyó esa pérdida de 100 litros por segundo a los numerosos salideros de la red hidráulica, que tiene, además, 26 válvulas rotas en las propias instalaciones de Acueducto y Alcantarillados.

"El problema no es tanto el agua que se bombee como la que se pierde. En el país se pierden cada año 3.400 millones de litros a través de los salideros", dice un ingeniero hidráulico jubilado a '14ymedio'

"El problema no es tanto el agua que se bombee como la que se pierde. En el país se pierden cada año 3.400 millones de litros a través de los salideros", dice un ingeniero hidráulico jubilado a 14ymedio.

"¿Cuál es la solución que le dan a eso? No es arreglar las tuberías, porque eso sería lo fácil. Prefieren bombear más. Y de paso ascender a la presidenta de Recursos Hidráulicos, Inés María Chapman Waugh, a vicepresidenta del Consejo de Estado", añade molesto.

El desabastecimiento tiene consecuencias para la economía local. Idolidia León, dueña de una habitación para alquilar a turistas, se queja de que apenas tiene agua para limpiar una vez a la semana.

"Pago mis contribuciones puntualmente. Es increíble que el centro histórico de la ciudad, que ha sido declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad, lleve sin agua 10 días. No he podido alquilar la habitación", dice esta ex profesora de literatura.

"Debe ser la maldita circunstancia del agua por todas partes, como decía Virgilio Piñera. Por todas partes, menos en la pila".

___________________________________________________________________________

El equipo de   14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez   haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 16