Envían a Denis Solís a un campamento de trabajo en la mayor cárcel de Cuba

El rapero ya puede llamar a sus familiares y recibir visitas

Denis Solís fue trasladado a la prisión de máxima seguridad Combinado del Este, en La Habana, el pasado 8 de diciembre. (EFE)
Denis Solís fue trasladado a la prisión de máxima seguridad Combinado del Este, en La Habana, el pasado 8 de diciembre. (EFE)

El rapero contestatario Denis Solís, que cumple ocho meses en el Combinado del Este, la mayor cárcel de Cuba, por un presunto delito de desacato, fue trasladado este viernes al campamento de trabajo dentro de la propia prisión.

Las autoridades le levantaron la prohibición de hacer llamadas telefónicas y ya puede también recibir visitas. Su tía lo iba a ver este mismo miércoles, pero finalmente no pudo hacerlo, confirma a este diario el artista Luis Manuel Otero Alcántara, líder del Movimiento San Isidro (MSI), que se movilizó por la libertad de Solís desde su misma detención. "Ayer su tía pasó por aquí a recoger unos abrigos para llevárselos. No están dejando pasar comida en estos momentos, solo ropa, porque ahí ya puede estar vestido de civil", detalla.

Según cuenta el tío de Solís, Vladimir Lázaro González, las autoridades le prohibieron cualquier comunicación telefónica a raíz de una llamada del también músico Maykel Castillo Osorbo, que por esos días organizaba un concierto vía redes sociales para recaudar fondos para el rapero.

Denis Solís González, miembro del MSI, fue detenido el pasado 6 de noviembre por un agente que había irrumpido en su casa sin orden judicial, sin explicación y sin identificarse, tal y como grabó el propio rapero y se difundió en redes sociales ese mismo día.

"Ayer su tía pasó por aquí a recoger unos abrigos para llevárselos. No están dejando pasar comida en estos momentos, solo ropa, porque ahí ya puede estar vestido de civil"

Esas mismas imágenes, según denunció la organización Cuban Prisoners Defenders, sirvieron de base "arbitraria" para la acusación de "desacato", que tuvo lugar tan solo tres días después. Privado de libertad cautelarmente, fue sometido a juicio sumario el 11 de noviembre y condenado a ocho meses de cárcel.

Primero estuvo en la prisión de Valle Grande, en La Habana, y desde el pasado 8 de diciembre, en el Centro Penitenciario del Combinado del Este, c árcel de máxima seguridad.

La detención y encarcelamiento de Solís fue el origen de la protesta de algunos miembros del MSI, que se acuartelaron en huelga de hambre en la sede del colectivo, en La Habana Vieja, durante más de una semana. De ella fueron desalojados con violencia por agentes vestidos de sanitarios el pasado 26 de noviembre, lo cual provocó, a su vez, la solidaridad de más de 300 artistas que al día siguiente se concentraron frente al Ministerio de Cultura para pedir diálogo con las autoridades.

Los artistas y activistas que se han manifestado a favor de Solís, el MSI o el grupo 27N han sido hostigados por la Seguridad del Estado y sometidos a una intensa campaña de desprestigio por parte del oficialismo.

El último episodio de estas protestas fue la entrega de un recurso legal ante la Asamblea Nacional para pedir la revocación del ministro de Cultura, Alpidio Alonso, quien el pasado 27 de enero agredió a una veintena de artistas que hacían un plantón frente a la sede oficial.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 9