Crónica de una farsa anunciada

Las décimas de esta semana están dedicadas a las elecciones municipales del pasado domingo

Díaz-Canel en el momento de ir a votar. (Captura)
Díaz-Canel en el momento de ir a votar. (Captura)

Se le olvidó la boleta
a Díaz-Canel. ¡Da igual!
Si ese proceso, al final,
ni a sí mismo se respeta.
Sin soltar la metralleta,
los gendarmes del olvido,
que han matado y reprimido,
se jactaban de "votar"
por la junta militar,
por un único partido.

Díaz-Canel, el payaso
de la junta militar,
un buen día fue a "votar"
por el hambre y el fracaso,
por el terror y el atraso,
por el pueblo malnutrido,
por ese gran sinsentido
que azota a la población 
con más fuerza que un ciclón,
por un único partido.

Díaz-Canel, en portada
del Granma, junto a Raúl
—luego del viaje a Estambul,
luego de su trasnochada
por Rusia, con la camada
de Putin, el asesino—,
quiso obligarte, el cretino,
a "votar" por el olvido,
por un único partido
y por el mismo destino.

Díaz-Canel está triste.
¿Qué tendrá Díaz Canel?
Esa ausencia de Fidel
—aquel tumor, aquel quiste—
dio lugar a su despiste
el día que fue a "votar"
por la junta militar.
Se olvidó de la boleta,
los muertos en la cuneta,
los hundidos en el mar

Díaz-Canel, ya se sabe,
no es hombre de muchas luces.
Por eso se fue de bruces,
chocó con el arquitrabe
en donde ya no hay casabe
con su elección amañada.
Ya lamenta su camada
esa farsa electoral,
que convocó el General,
donde no se eligió nada.

Díaz-Canel, el pelele
de la junta militar,
con su turba fue a "votar".
Ay, que nadie lo consuele.
Quedó como Chacumbele,
mas fue muerte espiritual.
Ya le dirá al General
que dicta en ese partido
que nos ha impuesto el olvido
que la farsa salió mal.

Díaz Canel –la fachada
de la junta militar
que no para de arrestar
a una Cuba ilusionada–
nos quiso dar la estocada,
quiso clavar el puñal
que le entregó el General,
pero el pueblo malherido
no votó por el partido
de ese infierno terrenal.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4