Diversionismo ideológico

Diversionismo ideológico

Ay, Silvio, ¿no te da pena?

(I) Ay, Silvio, cuando te veo poner ese sol mayor para aplaudir el horror de ese régimen tan cheo en tus horas de recreo, recuerdo que le has cantado al mismo terror de Estado de la junta militar ...

Opinión

Cuba, las salchichas y las croquetas

(I) La fábrica de salchichas —la misma de las croquetas, las que explotaban completas y generaban desdichas por ser duras como fichas de un dominó de madera— celebra la primavera y las quince ...

diversionismo ideológico

Aquella "empresa estatal socialista competente"

(I)No hay jama en el purgatorio que la junta militar se ha esforzado en destrozar. No hay fuego en el crematorio. No hay diversión, no hay jolgorio que alivie el pesar que siente el pueblo, el ...

Diversionismo ideológico

Porque esta Revolución

Basta ya de la indigencia, de secuestros arbitrarios  e insultos en telediarios que promulgan la violencia contra quiénes a conciencia   no aplauden al General que se apropió el cafetal.  Basta ya ...

Diversionismo ideológico

Romance de Lis Cuesta y Díaz-Canel

(I)La musa y su dictadorfueron a Twitter un día.Lis Cuesta habló catibíay le declaró su amor.El del cuerpo represorse prestó para el relajo,pues entiende su trabajode payaso y de bufónhoy que la ...

Opinión

A propósito de 'Diversionismo ideológico'

Seré breve. Con esas dos temibles palabras comenzaba muchos de sus interminables discursos el viejito sangrón que, pistola en mano, se adueñó de Cuba hace ya 62.000 milenios. Con esta introducción ...

+ cargar más