La Policía cubana aprovechó el 11 de julio para encarcelar a líderes de la oposición

Luis Manuel Otero Alcántara, Félix Navarro y José Daniel Ferrer son las principales figuras disidentes tras las rejas

El opositor Félix Navarro se encuentra ingresado e incomunicado en el Hospital Militar de Matanzas tras ser diagnosticado con covid-19. (Muad)
El opositor Félix Navarro se encuentra ingresado e incomunicado en el Hospital Militar de Matanzas tras ser diagnosticado con covid-19. (Muad)

Junto a cientos de ciudadanos anónimos que salieron a pedir "libertad" y gritaron "abajo la dictadura", varias de las principales figuras de la disidencia cubana fueron detenidas al calor de las manifestaciones del pasado 11 de julio. Entre ellas se encuentran el artista Luis Manuel Otero Alcántara, líder del Movimiento San Isidro (MSI); Félix Navarro, de la Mesa de Unidad de Acción Democrática (Muad), y José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu).

Otero Alcántara, detenido aquel mismo domingo y trasladado cuatro días después a la prisión de máxima seguridad de Guanajay, en Artemisa, está siendo procesado por los mismos delitos que el rapero Maykel Castillo Osorbo, en la cárcel desde el pasado 18 de mayo: "atentado", "resistencia" y "desacato" por los sucesos ocurridos el 4 de abril anterior. Ambos casos, informa la curadora de arte Claudia Genlui a 14ymedio, se encuentran en el mismo expediente, el número 24.

Genlui recuerda la manifestación organizada aquel 4 de abril en la calle Damas de La Habana Vieja, "donde cantaron Díaz-Canel singao cuando estaba a punto de comenzar la exposición dedicada a los niños en la sede del Movimiento San Isidro". De aquella jornada quedó la imagen icónica de Osorbo con una esposa atada a la muñeca tras librarse de la detención de la policía política. El acoso a ambos por parte de la Seguridad del Estado no cesó desde entonces.

"Cuatro personas que acusan a Luis Manuel de haberlo visto cometer el desacato cuando insultaron al presidente a través de esa canción"

El 25 de abril, Otero Alcántara se declaró en huelga de hambre y sed para reclamar que se respetaran sus derechos, tras un mes de asedio policial a su vivienda. La policía política le había destruido, además, muchas de sus obras. Tras varios días en ayuno, el 2 de mayo fue sacado de su vivienda en contra de su voluntad y llevado al hospital Calixto García, donde, sin explicaciones oficiales, estuvo retenido durante 29 días.

Claudia Genlui cuenta, con fuente en el abogado de Otero Alcántara, que las acusaciones actuales contra el artista por lo ocurrido el 4 de abril las realizaron "cuatro personas que acusan a Luis Manuel de haberlo visto cometer el desacato cuando insultaron al presidente a través de esa canción".

Además, refiere que el letrado está haciendo trámites en la oficina de prisiones en 15 y K, en El Vedado, para poder ir a verlo a Guanajay y pedir un cambio de medida. La curadora ha podido hablar dos veces con el artista, al que se le permitió la primera llamada desde la cárcel casi dos semanas después de ser recluido. "De manera general lo siento con buen ánimo, positivo dada las circunstancias", detalla Genlui. "Extremadamente preocupado, no solo por su caso sino también por la situación de todos los presos y por los presos políticos que llevan detenidos desde mucho antes del 11 de julio. Me dice que lo han tratado bien hasta ahora, que lo tienen junto al resto de los presos, que no lo tienen aislado y le permiten salir al patio, hacer llamadas".

Genlui cuenta además que este viernes fue posible entregarle "una jaba con algunas cosas de alimentos, aseo y cosas para dibujar" que le mandó a través de una amistad en Guanajay.

"Toda la información que de Félix Navarro obtienen Sayli [hija de Navarro] y su mamá es a través del teléfono, y consiste en afirmar que Félix está estable"

Peor se encuentra el opositor Félix Navarro, presidente del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel Abraham y miembro de la Secretaría Ejecutiva de la Muad, ingresado e incomunicado en el Hospital Militar de Matanzas luego de ser diagnosticado con covid-19.

"Toda la información que de Félix Navarro obtienen Sayli [hija de Navarro] y su mamá es a través del teléfono, y consiste en afirmar que Félix está estable", denunció en sus redes el periodista independiente Boris González Arenas, vocero de la Muad. "Las últimas palabras que Sayli escuchó de su padre fue cuando ambos estaban detenidos en la estación policial de Perico y él se despidió de ella porque se lo llevaban para una unidad militar de Matanzas".

En declaraciones a este diario, González Arenas opina que la represión contra los líderes de la oposición "que más capacidad de movilización tienen" demuestra "que la oposición cubana está en una lista negra con el objetivo de que, en caso de cualquier estallido social, sean inmediatamente detenidos para sacarlos de circulación".

Considera también que con los hechos del último año es notable la "gran capacidad de los líderes de la oposición" para ser escuchados. "Es una experiencia que hemos tenido todos los que llevamos muchos años en la oposición, ver la manera en que el alcance de nuestras acciones, publicaciones y declaraciones ha sido muy superior desde el 26 de noviembre de 2019 con el asalto a la sede del Movimiento San Isidro y hasta el día de hoy".

José Daniel Ferrer, al igual que Navarro, prisionero durante la Primavera Negra de 2003, aún está reportado como desaparecido

En un comunicado hecho público la semana pasada la Muad recuerda a otros miembros del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel Abraham que fueron arrestados arbitrariamente: Francisco Rangel, Armando Abascal, Lázaro Díaz Sánchez (liberado el 15 de julio) y Leylandis Puentes Vargas, que no participó en las manifestaciones del 11 de julio pero que fue detenido dos días después.

Por su parte, José Daniel Ferrer, al igual que Navarro, prisionero durante la Primavera Negra de 2003, aún está reportado como desaparecido.

Nelva Ortega, esposa del disidente, denunció en sus redes que el líder de la Unpacu salió el día 11 de su casa a apoyar el estallido social pero que fue detenido "a dos cuadras y media" de su vivienda junto a su hijo de 18 años, José Daniel Ferrer Cantillo, que sí fue liberado en días pasados.

"La angustia, la preocupación y la incertidumbre cada día es mayor, pues debe estar muy deteriorado su estado de salud, y cuando nos niegan el verle o el derecho a una llamada telefónica es porque no les conviene que sepamos su paradero real y su estado de salud", escribió.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10