El producto nacional

Las décimas de esta semana hablan de la represión y el olvido impuestos en Cuba

Rescatistas y policías ante el edificio que se derrumbó parcialmente, en La Habana Vieja. (EFE/Felipe Borrego)
Rescatistas y policías ante el edificio que se derrumbó parcialmente, en La Habana Vieja. (EFE/Felipe Borrego)

El producto nacional
más famoso y refinado
es ese terror de Estado
que implementó el General
que se adueñó del central,
de la banca y del Partido
y vive comprometido
con esa idea macabra
de reprimir la palabra
e implementar el olvido.

El producto nacional
que más odia la nación
es, claro, la represión
en nombre de un ideal
que hizo de la Isla un pañal
maloliente y empapado
y que al pueblo ha condenado
al exilio o la censura.
Cuba es una dictadura.
Cuba es un terror de Estado.

El producto nacional
de recorrido más largo
es culpar siempre al Embargo,
¡culparlo de todo mal!
Si en la bodega no hay sal,
si hay un bache en la avenida,
si hay escasez de comida,
si no hay respuesta a un misterio,
se culpa siempre al “Imperio”,
a la entrada y la salida.

El producto nacional
más notable es la tristeza
que produce la certeza
de que el régimen brutal
y su cúpula infernal
insisten en aplicar
la represión ejemplar
contra un país tan cansado
de tanto terror de Estado
de la junta militar.

El producto nacional
más rentable a ese gobierno
que ha reinventado el infierno
en su versión terrenal
a imagen del General
es —se sabe— el victimismo
y proseguir con su mismo
discurso tan repetido,
mientras Raúl y el Partido
vacilan el comunismo.

El producto nacional
que oscurece a la nación
es el eterno apagón,
es la estulticia viral,
es el culto al General,
es el grito "¡Soy Fidel!",
es también Díaz Canel,
es un único Partido,
es un Estado fallido
y un barco sin timonel.

El producto nacional
que amarga los corazones
es ver cómo los balcones
en la misma capital
o en cualquier zona rural
se derrumban, y aplastados
—inconclusos, mutilados—
quedan por siempre los sueños
de once millones de isleños
y millones de exiliados.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0